Edición Impresa

Lifschitz, contra las "Saladas" en Santa Fe

El senador provincial Miguel Lifschitz manifestó su "rechazo absoluto" a la posible instalación de ferias del tipo La Salada en todo el territorio santafesino, y destacó la necesidad de establecer a tal fin "una prohibición terminante por parte de...

Viernes 12 de Septiembre de 2014

El senador provincial Miguel Lifschitz manifestó su "rechazo absoluto" a la posible instalación de ferias del tipo La Salada en todo el territorio santafesino, y destacó la necesidad de establecer a tal fin "una prohibición terminante por parte de las autoridades provinciales, municipales y comunales".

"No podemos permitir que la ilegalidad, que los negocios truchos, que negocios que comercian con mercadería robada, de contrabando o que proviene del trabajo esclavo pueda asentarse en la provincia de Santa Fe", sostuvo el dirigente socialista, ex intendente de Rosario.

Consultado por la prensa durante el acto de inauguración de la remodelación de avenida Ovidio Lagos, en Rosario (ver página 5), Lifschitz enfatizó en que "hay que ser muy claros y contundentes respecto de este tema: tenemos que combatir de todas las maneras posibles el comercio ilegal. Porque esta actividad no solamente afecta a los comerciantes y empresarios que pagan impuestos, sino que fundamentalmente terminan encubriendo a otras organizaciones delictivas muchas veces más peligrosas".

En Luis Palacios. Tal como lo publicó oportunamente La Capital, se había propuesto montar en la localidad de Luis Palacios una feria de estas características, algo que generó inmediatamente rechazos de parte de legisladores y preocupación empresaria ante la posibilidad de generar estos emprendimientos en la provincia, por cuanto son considerados una competencia desleal.

Ante esta situación, el senador provincial por Rosario señaló que "la legislación vigente no permite" la instalación de este tipo de ferias "porque en general —dijo— son actividades que no están inscriptas en la Afip y que no reúnen las mínimas condiciones de legalidad exigible para cualquier actividad comercial, o sea que de hecho no están habilitadas".

No obstante, recalcó que "si hace falta ser más terminantes y aprobar un proyecto como el que ha presentado el senador Hugo Rasetto, en el sentido de prohibirlas explícitamente, creo que hay que hacerlo porque cualquier medida en ese sentido es positiva".

"Yo creo que es absolutamente negativo que cualquiera de esas experiencias pudiera darse en la provincia de Santa Fe", afirmó Lifschitz. "Creo que hay que estar muy atentos, que tiene que haber un rechazo absoluto y una prohibición terminante por parte de las autoridades provinciales, municipales y comunales en todo el territorio santafesino y además un acompañamiento de todas las instituciones de la sociedad civil y del sector privado", finalizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario