Edición Impresa

Libia amenazó con atacar un barco petrolero norcoreano

El tanquero de bandera norcoreana carga crudo en uno de los puertos en poder de un grupo rebelde al este de Trípoli. La venta es ilegal

Domingo 09 de Marzo de 2014

Libia amenazó ayer con bombardear un tanquero de bandera norcoreana si intenta exportar petróleo desde un puerto controlado por rebeldes situado al este de Trípoli, en una escalada de la crisis sobre la explotación del crudo del país del norte de Africa. Los rebeldes, que mantienen el control de los tres principales puertos de Libia desde agosto para demandar más autonomía, advirtieron a Trípoli en contra de lanzar un ataque para evitar la venta de crudo después de que el carguero ingresara al muelle del terminal Es Sider.

Incontrolable. La crisis por el petróleo es parte de la agitación persistente en el país miembro de la Opep, donde el gobierno tiene dificultades para controlar a las milicias que le ayudaron a derrocar a Muammar Kaddafi en 2011 pero que se quedaron con sus armas y ahora desafían a la autoridad central. Un canal de televisión local controlado por manifestantes mostró imágenes de los rebeldes mientras realizaban una ceremonia y sacrificaban un camello para celebrar su primer embarque de petróleo al exterior.

El primer ministro Ali Zeidan apareció horas más tarde en televisión para lanzar la advertencia a la tripulación del buque carguero. "El tanquero será bombardeado si no sigue las órdenes cuando se vaya (del puerto). Este será un desastre medioambiental", dijo a periodistas. "Ellos están intentando cargar el petróleo ahora", afirmó, al denunciar la movida como un acto criminal. Las autoridades han ordenado el arresto de la tripulación del carguero, anunció el premier.

No había señales de inmediato de que las fuerzas armadas de Libia se estuvieran dirigiendo al puerto. Analistas dicen que el ejército, que todavía se está entrenando, tendría problemas para vencer a los rebeldes que acumularon experiencia bélica en la revuelta de ocho meses contra Kaddafi.

Zeidan reconoció que las fuerzas armadas no habían logrado ejecutar sus órdenes la semana pasada de detener a los manifestantes, quienes enviaron refuerzos desde su base en Ajdabiyah, situado al oeste de la capital regional Bengasi, hasta Es Sider.

Una exportación exitosa de crudo por parte de los rebeldes sería un duro golpe para el gobierno. Trípoli dijo previamente que destruiría a cualquier tanquero que intentara comprar crudo a Ibrahim Jathran, un ex combatiente rebelde que capturó los puertos libios con la ayuda de miles de sus hombres en agosto.

Desde julio de 2013, las milicias bloquean los enclaves petroleros de la región oriental de Libia. Este bloqueo priva al país de su principal fuente de ingresos, al tener que suspender las exportaciones de crudo. La producción de petróleo cayó a 250 mil barriles diarios, frente a los 1,5 mbd previos al inicio del movimiento contra Muamar Kaddafi, en febrero de 2011.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS