Edición Impresa

Le robaron $ 160 mil en la puerta de un banco

Un empresario llegaba a la entidad para hacer un depósito cuando fue atacado. Siguió a los ladrones, le dispararon pero no lo hirieron.

Miércoles 14 de Mayo de 2014

Dos motociclistas asaltaron el mediodía de ayer a un empresario de la construcción que se disponía a realizar un depósito en un banco de la zona sur de la ciudad en un episodio que tuvo derivaciones violentas. Después del atraco el comerciante persiguió en su auto a los maleantes unas cuatro cuadras y cuando los alcanzó uno de los ladrones le efectuó un disparo que perforó el parabrisas de su auto sin alcanzar a herirlo. Tras el ataque, los maleantes se esfumaron en un auto sobre el cual los esperaba un cómplice. Con ellos llevaban los 160 mil pesos que le sacaron a la víctima .

Una fuente policial cercana a la pesquisa señaló que el suceso se desató cuando faltaban veinte minutos para las 12 de ayer. A esa hora Jesús Salvador C., el dueño de "El Ladrillero", una tradicional empresa de venta de materiales de construcción, arribó en un Audi de su propiedad a la sucursal bancaria ubicada en Ovidio Lagos y Saavedra. Allí iba a realizar un depósito además de otras gestiones propias de su actividad, pero apenas pudo bajarse del auto.

Enseguida el hombre fue emboscado por dos jóvenes armados a cara descubierta que se movilizaban en una moto de 110 centímetros cúbicos. Al parecer, según el vocero consultado, los ladrones no sólo intimidaron al empresario con un revólver calibre 32 sino que también le exhibieron una picana eléctrica.

Rápido escape. Los maleantes actuaron con movimientos rápidos en un horario donde numerosos vehículos, peatones y clientes del banco circulaban por la esquina. Enseguida uno de los ladrones voceó "dame el bolso" y le arrebató a C. el maletín en el que llevaba los 160 mil pesos.

Con el botín en su poder los ladrones se treparon a la moto y escaparon a toda velocidad. Pero el empresario no se resignó a contemplar el desenlace del golpe. Se subió a su auto y decidió salir tras los pasos de los delincuentes en una alocada carrera que se extendió hasta la esquina de Deán Funes y Callao, a cuatro cuadras del banco.

"Los tipos me robaron y se fueron en la moto de contramano. Entonces los corrí con el auto. En el trayecto me dispararon con un arma y un tiro dio en el parabrisas. Cuando llegamos a Deán Funes y Callao se tiraron de la moto y se subieron a un Volkswagen Gol color gris que los estaba esperando y la moto la dejaron tirada junto con el revólver", contó la víctima a un movilero de Canal 5 en la puerta del banco y mientras mostraba el parabrisas baleado de su auto.

En tanto, un muchacho que estaba pintando una vivienda, a pocos metros del cruce de Deán Funes y Callao, comentó a este diario que no vio nada de lo ocurrido y que solamente distinguió la moto de los ladrones tirada en el pavimento y el Volkswagen Gol en el que escaparon raudamente y al mando de un tercer cómplice que lo esperaba. A su vez, La Capital intentó contactarse con el dueño de "El Ladrillero", pero en las oficianas de la empresa situada en Aménabar al 3600 una empleada respondió que no estaba. "Tiene que venir mañana", dijo con cortesía antes de poner fin al diálogo. El hecho lo investiga la comisaría 18ª.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario