Edición Impresa

Le pegan un balazo frente a su esposa para sacarle la moto y está muy grave

Tiene 38 años. El tiro le perforó el bazo, hígado y páncreas. Ingresó al Clemente Alvarez en estado desesperante. Lo operaron. Los atacantes, que eran muy jóvenes, huyeron en bicicleta concretar el atraco.  

Lunes 07 de Enero de 2013

Un hombre de 38 años fue baleado ayer al mediodía en un asalto en el macrocentro de la ciudad y anoche estaba internado en estado desesperante en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca). La víctima estaba con su esposa cuando dos adolescentes armados quisieron robarle la moto y le apuntaron con un arma de fuego en la cabeza a la mujer. Entonces se originó un forcejeo que culminó con el hombre gravemente herido, mientras los ladrones escapaban sin concretar el atraco.

Ayer, alrededor de las 11 de la mañana, Cristian Gabriel Rodríguez concurrió junto con su esposa Luisa a visitar a unos amigos que viven en La Paz al 1700. La pareja llegó en su moto marca Motomel de 200 centímetros cúbicos y la estacionaron frente a la vivienda a la que iban.

"Bajamos, tocamos timbre y nos pusimos a esperar que nos vinieran a abrir la puerta. De pronto vimos que se aproximaban dos pibes, que parecían ser menores de edad, en una bicicleta playera color negro", contaba ayer al mediodía Luisa mientras los médicos operaban a su marido en el Heca.

"Uno se bajó —continuó la mujer su relato— y encaró a mi marido. Directamente le pidió que le entregara las llaves de la moto, pero mi marido le dijo que no las tenía. Entonces lo amenazó para que se las diera, le dijo «dame las llaves o te quemo». Pero Cristian volvió a decirle que no las tenía".

Según narró Luisa, en ese momento los ladrones soltaron a su marido y la agarraron de los pelos a ella. Acto seguido le apuntaron con un arma de fuego a la cabeza, lo cual generó la reacción de su marido y un consiguiente forcejeo entre Cristian y al menos uno de los delincuentes.

"Cuando me pude zafar me escapé corriendo en busca de ayuda. Una vecina me abrió la puerta y me metí en la casa. En ese momento escuché un disparo y salí a la vereda. Mi marido estaba tirado en el suelo. Me acerqué corriendo, no sabía qué hacer", siguió contando Luisa, mientras su relato se impregnaba de la desesperación vivida en ese momento.

Herido. "Gorda, me dieron", le dijo Cristian a su mujer cuando ésta se acercó. Acababa de recibir un balazo que le ingresó por la fosa lumbar derecha con orificio de salida por la fosa lumbar izquierda. En su recorrido, el proyectil perforó el páncreas, el hígado y el bazo.

Para ese momento, el amigo que habían ido a visitar Cristian y Luisa ya había salido a la calle. También se habían juntado otros vecinos que llamaron a la policía y a la ambulancia. Rodríguez, que trabaja como empleado en la fábrica de heladeras Briket, fue asistido por personal del Sies que luego lo trasladó al Clemente Alvarez.

El muchacho fue operado en el Heca y luego quedó internado en terapia intensiva. "Está sedado y con respirador. Su estado es muy grave, pero estable. Los médicos me dijeron que la herida en el bazo es la complica la situación y que es fundamental esperar su evolución en las próximas 48 horas. Tenemos que tener fe", comentaba anoche Luisa.

El violento intento de robo es investigado por la comisaría 5ª, pero al cierre de esta edición no había pistas sobre los ladrones.

san nicolas

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS