Edición Impresa

Le movieron el amperímetro

Río Hondo cambió totalmente su fisonomía y estilo de vida. De la calma habitual pasó a la multitud y el ruido infernal

Domingo 27 de Abril de 2014

A Río Hondo le cambiaron su fisonomía y estilo de vida de prepo. La tradicional calma de estas ancestrales tierras quechuas fue interrumpida bruscamente. Ayer cerca de 40 mil personas dieron el presente en el autódromo internacional y el amperímetro se moverá hoy más aún ya que se espera que casi 70 mil presencien las finales, pese a que desde la organización confían en que el número podría incrementarse, por la adrenalina que provocó la movida de los pura sangre en toda la región.

Gente de todas las edades, en su mayoría hombres, fueron arribando tempranito a este circuito emplazado a 6 kms del pequeño centro. Descendían de sus autos, camionetas y motos (son amplia mayoría) con buen semblante y portando gorritas de los pilotos. Y el 46 (Rossi) fue el más visto, con remeras, buzos, camperas o, simplemente, una bandera con su marca y nombre.

Como no se puede ingresar al Termas con alimentos, muchos se las ingeniaron y pasaron en sus mochilas empanaditas o sándwiches para abaratar costos. Pese a los varios controles, muchos lograron infiltrar el almuerzo.

Respecto a los lugareños, sólo se puede decir que son tan amables como calmos para expresarse o moverse entre la marea de infiltrados. Sea en el autódromo, bar, pizzería o puestos callejeros, ellos no aceleran en nada. Sus vidas siguen a sus ritmos biológicos.

También fue llamativo ver por la ciudad un contingente de personas mayores. Claro que si osaron venir justo en estos días para encontrar eso que muchos llaman paz, se llevaron sin dudas un fiasco. O quizás se hayan guardado una linda imagen si es que les gustan las motos y la movida que lleva generando el MotoGP desde principio de semana.

Termas está distinta. Tiene más movida de día y noche. A todos los visitantes, entre los que hay muchos chilenos, uruguayos y brasileños, no les importa si su suelo es rudo y semiárido. Lo único que interesa es ver y escuchar la música de los escapes del MotoGP, que en síntesis, es la excusa por la cual los fans coparon la región.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario