Edición Impresa

Lavezzi: “Acá, de chiquito era el Pocholo”

Jueves 12 de Junio de 2014

“Orgullo de mi ciudad”. La frase se lee como una ironía en lo alto de las gradas de un predio desolado, mitad en obra y mitad derruido, del Club Coronel Aguirre, en la populosa Villa Gobernador Gálvez. Allí, con 12 años comenzó a jugar a la pelota Ezequiel Lavezzi, el actual delantero de la selección y del Paris Saint-Germain.

“A esa edad acá Ezequiel era Pocholo y jugaba como los dioses. Yo lo vi salir gambeteando desde su área y terminar haciendo goles en el arco contrario. Ahora la gilada le puede decir Ezequiel, para nosotros es simplemente el Pocho”. Las palabras son del actual presidente del club, nada menos que Diego Lavezzi, el hermano mayor del jugador.

En el barrio donde está el club hasta el Cristo que abre sus brazos en medio de la avenida es rojiverde. Cuesta imaginarse que alguna vez ese predio se llenó con 3 mil almas apasionadas por la pelota. Hoy el pasto está gastado y no hay arcos: sí torres de iluminación pero sin luz y quedan pocos ladrillos donde se levantaban los vestuarios. “Se robaron los tejidos y varias cosas más y con algunos muchachos que nos criamos acá estamos tratando de levantar este club donde juegan 300 pibes. Las gradas las pusimos a principio de año. Ya lanzamos una rifa y una campaña para hacer nuevos socios. La idea es llegar a 5 mil y salir del Argentino B y jugar en el Nacional B”, dice el presidente. “Vivíamos a una cuadra de acá, ahora ahí está la fundación de mi hermano que le da de comer a 50 chicos y da apoyo escolar; él no sostiene el club como se cree, se está levantando con el esfuerzo de los padres”. Orgullo de la ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario