Edición Impresa

Lavado: por tercera vez multaron a la filial argentina del HSBC

El banco sumó su tercera sanción en tres años. En este caso, la Unidad de Información Financiera (UIF) le impuso una multa de $ 5,4 millones.

Miércoles 12 de Junio de 2013

No hay dos sin tres. La Unidad de Información Financiera (UIF) multó ayer con 5,4 millones de pesos a la filial argentina del banco británico HSBC por no reportar operaciones sospechosas de lavado, y acumula así su tercera multa sólo en Argentina en menos de un año, ya que a nivel global fue denunciado por maniobras ligadas al narcotráfico en México y con grupos terroristas —entre ellos ligados Al-Qaeda— y por vender indebidamente productos financieros a clientes británicos por un total de 3.400 millones de dólares.

En esta oportunidad, la multa se aplicó en función de un sumario que la UIF le inició a la entidad financiera en marzo de 2010.

En aquel momento, "se detectó que el HSBC no había reportado como sospechosa una maniobra de más de cinco millones de pesos realizada en 2007, que resultaba injustificable según el perfil patrimonial del cliente", indicó el organismo, en un comunicado.

Ese cliente había declarado vivir de una renta que no alcanzaba los 3 mil pesos por mes; no presentaba bienes a su nombre y no poseía declaraciones juradas del IVA, respecto de los períodos posteriores a mayo de 2005, de acuerdo con la información oficial.

Además, esa persona no había presentado declaraciones juradas de los impuestos a las ganancias, a la ganancia mínima presunta ni aportes a la seguridad social.

La UIF aclaró que, a pesar del estas irregularidades, el banco no consideró "sospechoso" el depósito de más de cinco millones de pesos en la cuenta de este cliente, ni aún que fuera debitado en el curso de un mes bajo la modalidad "cheques 48 horas".

El organismo indicó que esta operatoria se relacionaba con la "guía de transacciones inusuales o sospechosas en la órbita del sistema financiero y cambiario" y "operaciones a través de cuentas bancarias".

Con el sumario ya iniciado, el banco informó de la operación sospechosa tres años después, pero la UIF consideró que esa presentación era "extemporánea y defectuosa".

La entidad financiera tendría que haber informado sobre esta cuestión en un plazo no mayor a los seis meses, es decir, antes de fines de 2010, según se informó.

Directivos en la mira. Por este motivo, la UIF decidió multar al HSBC y a dos de sus directivos, por ser responsables de no haber reportado la operación.

En las dos anteriores oportunidades había sido la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) también por operaciones sospechosas de lavado de dinero en Argentina.

La primera, en agosto de 2012, multó al banco por 64 millones de pesos por sospechas de lavado de dinero, a través de operaciones de una empresa sin sede ni empleados; y la segunda, por 30 millones de pesos en diciembre pasado, por no reportar otra mecánica similar que realizara la Asociación Mutual de Panaderos Unidos del Tercer Milenio en 2007, por un monto superior a los 15 millones de pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario