Edición Impresa

Las víctimas de la explosión y su primer contacto con las batallas judiciales a librar

Los residentes de Salta al 2100 recibieron asesoría del Colegio de Abogados acerca de los derechos que tienen para reclamar una justa indemnización por la tragedia.

Sábado 31 de Agosto de 2013

Las víctimas de la trágica explosión de Salta al 2100 tuvieron ayer un primer contacto con las batallas judiciales que deberán librar en Tribunales para lograr una indemnización acorde al daño percibido. El Colegio de Abogados brindó en su sede una charla de asesoramiento legal sobre los derechos que los asisten, como paso previo a litigar ante los potenciales responsables. Los damnificados consultaron respecto a plazos, montos a reclamar, destinatarios de la demanda y hasta medidas a adoptar para que una tragedia similar no se repita. Cada intervención estuvo atravesada por el dolor personal de aquel imborrable 6 de agosto.

Unas sesenta personas, damnificadas directa e indirectamente de la tragedia de calle Salta, asistieron ayer a la Casa del Foro para escuchar un primer asesoramiento colectivo respecto a la estrategia judicial a adoptar en los Tribunales de Rosario.

El encuentro sirvió también para que las víctimas y sus familias tuvieran un contacto entre "pares", intercambiaran experiencias, dudas, angustias, temores y expectativas. Y hasta hubo algo de catarsis respecto a las razones de la fuga, la explosión y el trágico derrumbe.

El expositor fue el ex juez Civil y Comercial Luis Ramunno. Sencillo, alejado de tecnicismos legales y en especial, respetuoso del dolor de las víctimas, el ex magistrado dio una serie de recomendaciones para tener en cuenta durante el proceso judicial "junto al abogado que contraten", aclaró.

Ramunno se esmeró en remarcar que los consejos que brindaba eran orientativos, que no conocía en detalle el expediente y que todo era "materia opinable".

En ese marco, el jurista explicó que en el fuero civil los damnificados podrán reclamar indemnizaciones "por daño patrimonial, daño moral e incluso por daños futuros".

Luego indicó que las demandas podrán ser presentadas "tanto por los dueños de las cosas afectadas como así también los usuarios, sus familiares directos y hasta asociados que se sientan afectados".

Respecto a los destinatarios de los planteos, se mostró cauto. "Todavía no se puede determinar, porque la causa penal recién está dando sus primeros pasos. Será tarea del abogado que contraten, quien podrá proponer medidas preparatorias para ganar tiempo", comentó. Los asistentes se encargaron de ponerle nombre y apellido al principal blanco de las quejas: Litoral Gas.

Ramunno instó a aportar a la causa "todas las pruebas que tengan, que puedan encontrar entre sus pertenencias" con las dificultades del caso ante el colapso de las torres. Igual les llevó tranquilidad al mencionarles que "seguramente los jueces intervinientes van a manejarse con presunciones, en base a la teoría de la prueba difícil".

Las consultas giraron en torno al tiempo que puede llevar un juicio de esta magnitud y montos a recibir para recuperar lo perdido y hasta medidas a adoptar para que una tragedia similar no se repita.

Allí otro abogado sugirió llegar a un acuerdo con la parte demandada durante la mediación para evitar que se dilaten los tiempos, o bien se produzca la quiebra del actor.

"Esta tragedia nos tiene que servir para que no se repita la historia de lo atamos todo con alambre. Y nos tiene que enseñar que al Estado lo hacemos entre todos", dijo al borde de las lágrimas una residente del edificio colapsado.

Ramunno cerró el encuentro con un emotivo mensaje: "Confíen en la Justicia, en su abogado y no se dejen llevar por el desánimo pese al retardo del propio sistema", aseveró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS