Edición Impresa

Las ventas minoristas acumulan una caída del 3,4 por ciento en el semestre

Según la cámara que agrupa a los comercios en todo el país, en junio se registró una baja de 1,8 por ciento. Igual, fue menor a la de meses anteriores.

Jueves 04 de Julio de 2013

Las ventas de comercios minoristas bajaron 1,8 por ciento en junio último frente a igual mes del año pasado, y sumaron el quinto mes consecutivo de retroceso, informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).

Con el resultado de junio, las ventas minoristas medidas en cantidades finalizaron el primer semestre del año con una caída promedio de 3,4 por ciento frente al mismo período del 2012.

La entidad sostuvo igual que la tasa de caída registrada el mes pasado "se redujo de manera considerable y lentamente comienza a observarse un público predispuesto a reaparecer en el mercado de consumo".

Came resaltó que el mes pasado "arrancó con un movimiento comercial más dinámico que meses anteriores, favorecido por el Día del Padre, la mayor tranquilidad en el mercado cambiario, los anticipos de aguinaldos habituales de mitad de año, los incrementos salariales, y cierta mejoría en las expectativas económicas".

"Pero aún así, el impulso no fue suficiente para marcar un quiebre de tendencia porque las familias se mantienen demasiado expectantes de la evolución de la coyuntura económica", añadió.

El informe indicó, además, que "con un consumidor que se movió más activo pero atento a los descuentos y precios del mercado, continuó prevaleciendo bastante prudencia en las decisiones de gasto, que se notó sobre todo en la compra de aquellos bienes menos básicos y necesarios que componen la canasta familiar".

Tarjetas. Asimismo, sostuvo que el pago con tarjeta "tuvo un rol protagónico y el público estiró sus pagos en el mayor plazo posible pero menos comercios ofrecieron cuotas y los que lo hicieron, en general posibilitaron no más de tres meses de plazo".

"La ola de frío benefició a rubros como indumentaria de invierno y calzados, por lo que muchas familias se lanzaron a realizar el recambio habitual de temporada", señaló Came.

Rubro por rubro. De los 22 rubros relevados, 11 registraron bajas anuales y otros 11 finalizaron con alzas, evidenciándose una mejora importante en relación con mayo, cuando hubo 18 rubros en baja y sólo 4 en alza.

Un rubro que continuó muy afectado fue la actividad inmobiliaria.

En cambio, el rubro indumentaria escapó a la tendencia negativa y cerró el mes con un aumento interanual de 1,5 por ciento en las cantidades vendidas.

Los artículos más vendidos fueron camperas, remeras de mangas largas, sweaters, camisas, y accesorios como bufandas, gorras y guantes. Si bien los centros comerciales canalizaron una parte de la demanda a través de los atractivos descuentos con tarjetas, frente a la pérdida de ventas muchos negocios de barrio salieron a competir ofreciendo una mejor combinación de precios y calidad.

Paritarias. En electrodomésticos y productos electrónicos, las cantidades vendidas subieron 1,3 por ciento interanual, empujados por las subas salariales, los aguinaldos, la mayor variedad de productos en el mercado y las mejores expectativas económicas.

Aún así, como el consumidor está demorando sus decisiones de gastos más cuantiosos, la venta de estos productos se mantiene débil. Los más vendidos fueron productos electrónicos como smart tv, tablets, ultrabooks, e-readers y calefactores. Buena parte de la venta se concentró durante la semana previa al Día del Padre y el último fin de semana del mes.

Los dos rubros de mayores subas en junio fueron los de farmacias y deportes, con aumentos interanuales de 2,1 por ciento y 1,6 por ciento, respectivamente, en las cantidades vendidas. La ola de gripe impulsó las ventas en el primero de los casos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS