Edición Impresa

Las treguas en Medio Oriente no funcionaron y la guerra volvió con fuerza a Gaza e Israel

El sábado los israelíes plantearon un cese de 24 horas, no aceptado por su enemigo. Ayer el grupo islámico esbozó un alto, que no cumplió. El fin del Ramadán podría ser la última oportunidad

Lunes 28 de Julio de 2014

Las hostilidades se retomaron en la Franja de Gaza e Israel, con el ejército israelí respondiendo al lanzamiento de cohetes de Hamas, a pesar de que el movimiento islamita palestino anunció una tregua de 24 horas. Ambos bandos se responsabilizaron mutuamente de la continuación de las hostilidades, en detrimento de un eventual alto el fuego en vísperas de la gran fiesta musulmana que marca el final del mes santo de Ramadán.

Para el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, los combatientes de Hamas "violan su propio cese del fuego", al continuar con el lanzamiento de cohetes contra Israel, y por eso la "tregua de Hamas no es seria". "Israel hará todo lo necesario para defender a su pueblo", declaró Netanyahu. "Espero que conseguiremos una tregua duradera que nos permita desmilitarizar Gaza", añadió.

"Esperamos una respuesta oficial del enemigo", declaró por su parte el portavoz de Hamas en Gaza, Sami Abu Zuhri, quien dio a entender que sus combatientes continuarían el lanzamiento de cohetes, mientras Israel no detenga sus operaciones. Al menos 22 cohetes fueron lanzados desde Gaza ayer contra territorio israelí. El sistema de defensa antimisiles interceptó otros cinco.

La secuencia.La tarde del sábado, al vencerse una breve tregua de 12 horas, Israel prometió prolongarla por cuatro horas, primero, y 24 horas, más tarde. Hamas rechazó en cambio toda prórroga, y continuó con los disparos de cohetes. Ayer, en cambio, propuso una tregua de 24 horas, posiblemente bajo la presión de sus aliados, Qatar y Turquía. Pero esa tregua nunca se concretó en el terreno. Israel por su lado afirmó que su tregua de 24 horas no implicaba el cese de las operaciones terrestres contra los túneles de Hamas en Gaza.

Hamas rechazó la tregua del sábado de Israel al exigir la retirada de los soldados del enclave palestino, donde entraron el 17 de julio, nueve días después del inicio de los ataques aéreos.

Los bombardeos israelíes mataron ayer a 11 palestinos, entre ellos una mujer cristiana, según el balance de los servicios de emergencia. En total, la ofensiva israelí mató a 1.031 palestinos, un 75 por ciento civiles según la ONU, un balance revisado a la baja tras un examen en profundidad de los restos mortales encontrados entre los escombros.

Israel, que anunció haber atacado 3.600 "sitios terroristas" y haber matado a unos 320 combatientes de Hamas, quiere llevar hasta el final su misión de localización y de neutralización de los túneles construidos por el movimiento islamista. El ejército descubrió unos 30 pasos subterráneos. Por su parte, Egipto anunció que destruyó 13 túneles que unían el Sinaí con Gaza.

El gobierno israelí debe tener muy en cuenta la opinión pública, que en un 85,6 por ciento se opone a un alto el fuego según un sondeo difundido por la radio militar.

Atentado abortado. Ayer Israel acusó a Hamas de planear usar sus túneles para perpetrar un "mega atentado" contra civiles israelíes. Lo confirmó el ministro de los servicios secretos, Juval Steinitz. Previamente, la información circuló en la prensa. Se cree que hubiera sido un verdadero "11-S" israelí, con cientos de civiles muertos. Hamas planeaba enviar a unos 200 de combatientes a a través de sus túneles para atacar seis comunidades de Israel vecinas a la frontera para el año nuevo judío, el Rosh Hashaná, entre el 24 y el 26 de septiembre próximos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS