Edición Impresa

Las tasas crecen a niveles atractivos para el inversor

Con el dólar oficial subiendo, mucha emisión monetaria, necesidad de crédito bancario y presión sobre el dólar "blue", la tasa está creciendo a niveles muy atractivos para el inversor.

Lunes 16 de Julio de 2012

Con el dólar oficial subiendo, mucha emisión monetaria, necesidad de crédito bancario y presión sobre el dólar "blue", la tasa está creciendo a niveles muy atractivos para el inversor.

En la segunda quincena de junio el gobierno emitió una gran cantidad de dinero para financiar al sector público. Esta mayor emisión de dinero hizo que muchos agentes económicos se volcarán masivamente al dólar marginal, que sorpresivamente llego a niveles de $6 para la compra y $6,20 para la venta.

Muchos inversores se preguntan: ¿cómo puede haber una suba del dólar marginal si hay tanta iliquidez? La respuesta es muy sencilla, hay mucho crédito barato y las tasas son bajas.

El gobierno inició una campaña para que las tasas de interés se queden en niveles bajos. Créditos a empresas del 15 por ciento anual, en tarjetas el promedio de los créditos personales más el 25 por ciento, prendarios al 18 por ciento, un gran incentivo a comprar con crédito.

Por otra parte, con una tasa de interés al 11 por ciento anual, no hay ningún incentivo en vender el dólar blue a $6 para colocarse a plazo fijo. En un año nos proyectaría un dólar de $6,66. Para muchos el dólar es un bien preciado, no se puede volver a comprar, y puede seguir subiendo.

El gobierno se puso en alerta de esta situación en estos días y dejó deslizar a la suba la tasa de interés, que rápidamente se ubicó en niveles del 13 por ciento promedio, observándose operaciones puntuales a tasa del 15 por ciento anual. Esto cambia el panorama, ya que si vendés a $6 y colocás al 15 por ciento anual tenés un precio de $6,90 a un año, que es demasiado exagerado.

En el escenario actual, parece que el gobierno seguirá emitiendo dinero y buscará retirarlo del mercado vía emisión de letras del Banco Central y convalidando niveles de tasas de interés más elevados. Esta suba de tasas para plazo fijo buscará contener la suba del dólar marginal, ya que no está en el escenario de los próximos 12 meses un tipo de cambio en $6,90. Máxime cuando los precios de la soja están volando, y la cantidad a cosechar podría ser récord en Argentina.

Pronósticos:

u La tasa de interés podría comenzar un proceso de suba, que la lleve a niveles más altos del 15 por ciento anual para fin de año, y un amesetamiento del dólar "blue", en torno de los niveles actuales.

u El dólar oficial muestra una aceleración en la tasa de devaluación y que hacia fin de año podría ubicarse en torno de $5. En este caso, no sería aceptable vender dólar oficial para colocarse en tasa de interés, ya que se esperaría una suba del orden del 9 por ciento en los próximos 5 meses.

u Las empresas financieras se encuentran en un juego de pinzas, en donde el costo del dinero está aumentando y la venta del dinero está regulada, fijándose tasas de interés máximas que limitarán notablemente la rentabilidad de los bancos y consecuentemente no tendrían recorrido alcista en el mercado de capitales. En este escenario, los créditos al consumo podrían mostrar una fuerte suba, ya que por el momento sus tasas no estarían reguladas.

u Con la imposibilidad de comprar dólares en el mercado libre de cambio, notamos que los títulos públicos son una excelente opción. Desde el Boden 2015 al Bonar 2017, hay títulos en dólares con rendimientos superiores al 15 por ciento anual.

Conclusión. Desde lo financiero tenemos un escenario muy activo, con tasas en suba, préstamos regulados y un dólar clausurado. Esto dará lugar a que muchas empresas, por fuera del sistema, busquen financiar a consumidores que tendrán en los bancos tasas muy elevadas y con altos requisitos.

Se ve un consumo más reprimido, tasas de interés altas y un dólar marginal más calmo. Los pronósticos sobre el dólar "blue" son bajistas, ya que se supone que el gobierno hará poca emisión o bien emitirá mucho y luego retirara los pesos vía el mercado de pases a tasas elevadas. Si el gobierno emite dinero y lo deja en el mercado, existe un grado de incertidumbre, que los agentes económicos migran al dólar "blue", a pesar de estar por encima de $6 y que la tasa de interés este en el 13 por ciento anual.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario