Edición Impresa

Las sauditas desafiaron al gobierno y tomaron el volante

Varias mujeres salieron a conducir, desafiando al poderoso clérigo del reino ultraconservador. Otras, bajo presión, se quedaron en sus casas.

Domingo 27 de Octubre de 2013

Unas pocas mujeres salieron a conducir ayer en ciudades sauditas, desafiando las advertencias del gobierno de ser arrestadas y juzgadas para tomar parte en una campaña contra las normas que sólo permiten la conducción de hombres. Pero algunas otras se quedaron en casa, disuadidas por llamadas telefónicas de hombres que dijeron ser del Ministerio del Interior, según los organizadores de las manifestaciones contra el veto efectivo a la conducción de mujeres. En Arabia Saudita impera la ley islámica o sharia, por la cual existe una segregación de sexos en los espacios públicos así como la prohibición para las mujeres de ir a los estadios de fútbol, viajar al extranjero sin sus esposos, e incluso de conducir. Lo que sí pueden hacer es andar en bicicleta o moto si van acompañadas por un varón y lo que es más importante, las sauditas podrán votar, pero eso será a partir de 2015. La prohibición es informal: no hay ley que prohíba manejar a las mujeres, pero no se emiten licencias para ellas. Sin embargo, las mujeres sorprendidas conduciendo son arrestadas y multadas.

Controles. La policía estableció puntos de control en algunas zonas de Riad, y se vieron más patrullas de tránsito de lo usual en las calles de la capital, la última manifestación de la sensibilidad del tema en el reino ultraconservador islámico. "Sé de muchas mujeres que condujeron esta mañana (por ayer). Publicaremos videos en Internet más tarde", dijo uno de los organizadores de la campaña. Cinco videos sobre la campaña aparecieron en YouTube y Twitter durante la mañana de ayer, y mostraban a mujeres conduciendo en Riad, la región del oasis de al Ahsa, y en la ciudad de Yeda.

El rey Abdulá ha impulsado algunas reformas cautas, expandiendo la educación y el empleo femenino. Además el monarca anunció hace dos años que en 2015 las mujeres podrán participar en las elecciones municipales, de las que estaban excluidas hasta ahora. Pero también ha tenido cuidado en no abrir grandes conflictos con los clérigos conservadores. El viernes, en las mezquitas en toda Arabia Sauditas se pronunciaron sermones pidiendo a las mujeres que se quedaran en casa.

Las protestas son ilegales en el reino, y las demandas públicas por cambios políticos o sociales tradicionalmente han sido interpretadas por las autoridades como un desafío inaceptable a la autoridad de la familia Al Saud, que gobierna el reino, según analistas locales. Sin embargo, los organizadores dijeron que su llamamiento a las mujeres a conducir ayer no es una protesta política porque no ha convocado reuniones, actos o caravanas de coches. Lo que sí hicieron fue pedir a las mujeres con carnés internacionales de conducir que se pusieran al volante acompañadas de un pariente de sexo masculino y que condujeran ellas mismas al hacer sus quehaceres diarios.

Riesgos de homosexualidad. La poderosa clase religiosa del reino recibe una generosa financiación del Estado, pero se ha opuesto a numerosos esfuerzos del gobierno por incrementar gradualmente el papel público de la mujer en la sociedad. Pero la verdadera polémica en torno a la conducción de las mujeres en este país fue generada por un jeque Salah Al Luhaydan, miembro de la Corte Suprema del país, después de que sacara a la luz un controvertido informe "científico". Este documento, elaborado por el Consejo Religioso, en el que consta que "relajar la prohibición" supondría que más sauditas, tanto hombres como mujeres, "se volverían homosexuales y adictos a la pornografía". Asimismo, este líder señala "conducir puede afectar a los ovarios y a la pelvis de las mujeres" y permitir su conducción podría provocar que "perdieran su virginidad".

El martes, unos 150 clérigos conservadores se reunieron en las puertas de la corte real, en una protesta contra el ritmo de las reformas sociales en Arabia Saudita, incluyendo los derechos de las mujeres.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS