Edición Impresa

Las Pussy Riot aún quieren echar a Vladimir Putin del Kremlin

Las dos integrantes de la banda punk, que acaban de ser liberadas gracias a una amnistía, defenderán los derechos de los presos en Rusia.

Sábado 28 de Diciembre de 2013

Las dos integrantes del grupo ruso Pussy Riot que fueron liberadas esta semana renovaron ayer su campaña contra el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y anunciaron que en el futuro quieren luchar por mejores condiciones para los presos. "Lo peor en la Rusia de Putin es que a uno no se le permite a hablar ni es escuchado", afirmó Nadeshda Tolokonnikov en la primera rueda de prensa multitudinaria tras su liberación, el pasado lunes, después de pasar unos 20 meses en prisión. Su objetivo sigue siendo que Putin abandone el Kremlin, agregó Maria Aliojina. Para ambas, el presidente idóneo sería Mijail Jodorkovski. El ex magnate y opositor también fue liberado recientemente, en virtud de la misma amnistía que permitió salir de prisión a Aliojina y Tolokonnikov, y actualmente se encuentra en Berlín.

Sin grilletes. Las Pussy Riot (Desmadre vaginal) no planean por acciones de protesta tan espectaculares como el "rezo punk" contra Putin en una iglesia de Moscú por el que fueron condenadas a prisión. Tras su paso por la cárcel, lo más prioritario para ellas es dejar la banda y luchar por mejores condiciones para los presos en Rusia. "En los campos de castigo rusos hay personas que se encuentran al borde de la muerte", afirmó Aliojina, que recordó cómo las mujeres encarceladas las elogiaban por no tener miedo "por protestar contra el poder". La nueva organización que formarán, Sona Prava (Zona legal) quiere ser la "voz de los presos", dijo Tolokonnikova.

Aliojina y Tolokonnikova, de 25 y 24 años respectivamente, y con hijos, aseguraron que el paso por la prisión no quebró sus fuerzas. "No nos iremos al extranjero, tenemos mucho que hacer en Rusia", dijo Tolokonnikova.

La ayuda de Jodorkovski. En su lucha para ayudar a los presos, las Pussy Riot quieren contar con el opositor Alexei Navalni, así como con Jodorkovski. "No se trata de ayuda financiera, es una persona increíble que tuvo que superar diez años en prisión", dijo Aliojina en referencia a Jodorkovski. Este ya ha asegurado que se ocupará de los presos políticos, los "rehenes" de Putin, como él los llama. En septiembre, Tolokonnikova publicó una extensa carta desde la cárcel detallando las duras condiciones qn las que viven los presos.

Aliojina y Tolokonnikova no llamaron expresamente a un boicot a los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en 2014 en Sochi. "Cada cual debe decidir si está dispuesto a venir a Sochi y a apoyar lo que hace Putin", dijo Tolokonnikova.

Las dos integrantes de las Pussy Riot fueron liberadas pocos meses antes de que se cumpliera su pena. Una tercera integrante del grupo, Yekaterina Samuzevich, ya había sido puesta antes en libertad condicional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS