Edición Impresa

Las protestas policiales continúan en Salta, La Pampa y Tierra del Fuego

Luego de que finalizara el conflicto policial en los principales distritos, la disputa se desató ayer en Salta, donde efectivos dejaron de cumplir funciones en demanda de mejoras salariales, al...

Jueves 12 de Diciembre de 2013

Luego de que finalizara el conflicto policial en los principales distritos, la disputa se desató ayer en Salta, donde efectivos dejaron de cumplir funciones en demanda de mejoras salariales, al igual que en La Pampa y Tierra del Fuego, donde continuaban las negociaciones.

Si bien los efectivos de la policía salteña no se habían sumado a las protestas durante las horas más álgidas del conflicto, este miércoles buena parte de ellos se plegó a un cese de actividades, que primero comenzó en cuatro comisarías y luego se diseminó por la provincia.

En tanto, en Tucumán, los comercios comenzaron a volver a la actividad, luego de una noche de tensión con barricadas en numerosas esquinas, tiros y temor a nuevos saqueos, además de una represión policial frente a la Casa de Gobierno, que fue condenada por el gobernador José Alperovich. "Los policías tendrían que haber aguantado, no reprimir. La gente está en todo su derecho de expresar su malestar", dijo el mandatario en un diálogo con la prensa este miércoles. En este contexto, el gobierno nacional señaló que los violentos incidentes registrados en las provincias en los últimos días "deben ser investigados por la Justicia", a fin de establecer su relación con las protestas policiales. Allí, la novedad fue la renuncia del jefe de policía, quien quedó envuelto en durísimas críticas de parte de la sociedad tucumana.

Un hombre de 30 años murió en las últimas horas en Tucumán al ser baleado aparentemente por vecinos que custodiaban un barrio de la periferia sur de la capital. De esta manera, son tres las víctimas fatales en el marco de los saqueos ocurridos como consecuencia del conflicto policial en esa provincia.

"Oficialmente tenemos que hablar de tres muertos, aunque hay un cuarto que murió en la calle pero no tenemos precisiones si estuvo vinculado con lo que pasó ayer", señaló el ministro de Salud, Pablo Yendlin. La Federación Económica de Tucumán estimó que durante los saqueos del martes alrededor de 40 comercios fueron arrasados.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, reiteró que tanto la rebelión de las fuerzas como los saqueos resultan "una acción premeditada con alevosía para generar métodos extorsivos que empañen los festejos por los 30 años de democracia".

Ayer, mientras restan resolverse los conflictos en cuatro provincias, efectivos de Salta iniciaron una huelga en reclamo de aumentos salariales: según informaron las autoridades locales, mientras dure la medida de fuerza, la seguridad estará a cargo de Gendarmería Nacional.

Las comisarías dejaron de atender llamados desde las primeras horas del día y luego cerraron sus puertas, mientras algunos comerciantes bajaron las persianas de sus negocios para ponerse en guardia frente a posibles ataques y saqueos.

Los salteños exigen mejoras en las condiciones de trabajo, modificaciones en el sistema de horarios, planes habitacionales y un salario básico de 3.500 pesos, entre otras reivindicaciones.

En tanto, en Mendoza se desarrollaban las últimas negociaciones entre el gobernador Francisco Paco Pérez y los policías: el mandatario se reunió con las autoridades policiales para cerciorarse de que la propuesta de 8.500 pesos de básico haya llegado bien a los uniformados de la provincia.

En La Pampa, donde el gobernador Oscar Jorge todavía no logró un acuerdo con los uniformados, también se registraron saqueos en la capital provincial: durante los incidentes, personal que no estaba de paro reprimió y hubo once detenidos.

Aunque no hay autoacuartelamiento, un grupo de policías tenía previsto realizar este miércoles por la noche una marcha por las calles de la ciudad de Santa Rosa en reclamo de mejoras salariales y laborales, por lo que el gobierno pidió "máxima responsabilidad" a los uniformados frente al temor de posibles intentos de saqueos.

En Chubut, en tanto, avanzaron las conversaciones luego de que anoche fracasara la negociación entre el gobierno y los policías, que también iniciaron una retención de tareas y el gobernador Martín Buzzi confirmó un incremento salarial a partir del 1 de enero. Al encabezar en Rawson la entrega de despachos y distinciones a un total de 100 nuevos agentes de la Policía del Chubut, Buzzi reconoció la labor los efectivos provinciales que, subrayó, a pesar del conflicto "no dejaron librada a su suerte al conjunto de la comunidad y a cada una de las ciudades".

En Tierra del Fuego, en tanto, aún no se había normalizado el conflicto: un grupo de efectivos se concentró frente a la Comisaría Primera de Río Grande, donde funciona la Unidad Regional Norte, a la espera de un ofrecimiento del gobierno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS