Edición Impresa

Las lluvias disparan el precio de las hortalizas de la zona

Los verduleros esperan subas del 25 al 50 por ciento en todos los "verdes". Creen que después bajarán. "Rige la ley de oferta y demanda", dijeron en los locales del Mercado de Concentración.

Viernes 26 de Octubre de 2012

Al menos en las quintas cercanas a Rosario, la copiosa lluvia de los últimos días no tuvo el efecto benéfico que tradicionalmente se le atribuye sobre los cultivos. No sólo porque en muchos casos el exceso de agua inundó los sembradíos y se perdieron muchos "verdes", sino también porque las verduras mojadas duran menos y algunas plantas, como los zapallitos, corren el riesgo de pudrirse. El problema no es exclusivo de los productores; ya empieza a traducirse en una paulatina suba de precios. "Rige la ley de oferta y de demanda", razonaron en el Mercado de Concentración. Hasta ahora los valores crecieron entre un 20 y un 30 por ciento, pero se cree que podrían trepar al 50 por ciento. La buena es que la mayoría de los verduleros cree que, si el tiempo ayuda, en dos o tres semanas podrían volver a bajar.

Las verduras afectadas por las abundantes lluvias recientes en Rosario y su región son básicamente hortalizas. La lechuga (en todas sus variedades), la acelga, la espinaca, la rúcula, la radicheta, pero también los zapallitos en sus dos versiones (redondos y zucchini) y algunos otros "verdes".

Aunque aclaró que la entidad "no influye en la formación de precios", el gerente del Mercado de Productores, Gustavo Suleta, se atrevió a ponderar que el alza en los valores de las verduras por las precipitaciones y el granizo (según la zona) podría llegar a un pico del 50 por ciento.

Sin embargo, la conducta de verduleros y consumidores terminará siendo determinante. "La gente debe saber que si va a buscar espinaca, y está cara, puede terminar comprando acelga porque es un producto pariente", graficó.

De todos modos confió en que, así como la coyuntura climática podrá disparar algunos sobreprecios, si el tiempo ayuda en un par de semanas "se van a retrotraer".

Los verduleros consultados por La Capital no tuvieron opiniones unánimes. Aun así, la mayoría afirmó que en estos días el efecto de las lluvias repercutirá en los precios. Matías Estrella, con verdulería en zona norte, por ejemplo, calculó que en lo inmediato lechugas, espinaca, acelga, rúcula y radicheta podrán subir un 30 por ciento porque "el agua y el granizo rompió muchas quintas" e "inundó" otras.

Juan Carlos Romero, de la verdulería céntrica 99 Los Hermanos, coincidió en que "hay menos producción". Y como en el rubro "todo se maneja por oferta y demanda", confirmó que habrá un impacto "transitorio" sobre los precios.

"Lo que pasa es que este es uno de los rubros más francos: si algo falta sube y lo que tiene que bajar baja, porque lo que no se vende se tira y eso no es negocio", explicó.

Uno de los más pesimistas fue el verdulero del Supermercado Unico, de Sarmiento y Santa Fe, cuyo proveedor ya le adelantó que se vienen subas. "Me dijo que la lechuga, hoy a 16 pesos, va a llegar a 20, y que la rúcula y la radicheta, que se venden a 4 pesos, podrían llegar a 6,50", graficó.

Los zapallitos, que son de cosecha local y también vienen de Santa Fe, son otro de los productos que pueden verse complicados por el agua. Eso para no hablar de los duraznos. "Por exceso de lluvia y granizo se perdió mucha de la futura cosecha", dijo, lo que hace que un kilo no se pueda conseguir a menos de 19 pesos y pueda llegar "hasta los 30".

Entre tanto pesimista hubo una excepción: Luis Baroni, dueño de la Frutería y Verdulería Luisito, en sus propias palabras el que lleva "más años en el rubro en Rosario". Para el comerciante, la pérdida de entre el 25 y el 30 por ciento de la producción en las quintas de la región ni se sentirá. "Es la revés: la verdura bajó: está todo más barato", afirmó.

Sin embargo, en el Mercado de Concentración de Fisherton los quinteros están preocupados, admitió Federico Bassi: por culpa del clima "se perdió todo" lo producido en las últimas semanas. Aun así, el puestero se negó a estimar en qué porcentaje afectará a los precios ese "desastre", habida cuenta de que las hortalizas, además de la región, llegan de otras localidades, como La Plata y Mar del Plata, por lo que la oferta también dependerá de lo que ocurra con el tiempo allí.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario