Edición Impresa

Las Leonas salvaron la ropa en un partido chivo

Argentina no mostró su mejor versión, pero sacó a flote un partido complicado ante Australia. Fue 1-1, con gol de Lucha Aymar.

Lunes 01 de Diciembre de 2014

Lo buscó en el primer partido como loca, pero lo encontró en el segundo, cuando hacía falta mucha cordura para sacar un buen resultado. Luciana Aymar, quien está jugando su torneo de despedida del seleccionado argentino, convirtió ayer el tanto con el que Las Leonas lograron igualar un partido muy chivo ante Australia, subcampeón del mundo, por la 2ª fecha del Grupo B del Champions Trophy de Mendoza. Abrió la cuenta para las Hockeyroos Emily Smith y Lucha lo igualó a 8’ del final. Fue un respiro profundo y la posibilidad de mantener muy vivas las aspiraciones de terminar al frente del grupo.
  En una jornada en el que fueron todos empates (en el otro partido del grupo, Inglaterra empató 1 a 1 con Alemania), la igualdad no es un mal resultado. Nadie sacó ventaja. Pero en la producción, Argentina estuvo por debajo de lo que había hecho el sábado ante Alemania, en el triunfo por 1 a 0. Por momentos obligadas por el rival y de a ratos víctimas de sus propias imprecisiones y errores, Las Leonas hicieron peligrar su futuro en el torneo. Es que con este sistema de juego, en el que la primera ronda sólo define posiciones, es fundamental terminar primero, para chocarse con el último del otro grupo en la siguiente fase. En los últimos tiempos Argentina viene pagando no poder cumplir con ese objetivo, por eso en Mendoza, no se quiere descuidar. Y al final ayer salvó la ropa.
  Quizás lo mejor del equipo haya tenido mucho que ver con Aymar. Y sus asociaciones con Delfina Merino. La delantera de Banco Provincia está jugando un torneo bárbaro, siendo la más incisiva de las atacantes argentinas, y el feeling que tienen afuera de la cancha, adentro enciende las luces del equipo.
  A Merino aún no se le abrió el arco, pero está al caer. Sí se le dio a Lucha, que había mostrado unas ganas locas de llegar al gol en el debut y lo encontró ayer cuando empezaba a primar la preocupación. La rosarina encaró por la derecha, la vio a Romang entrándole por el costado, se la dio, la fue a buscar y convirtió para gritarlo con el corazón. Para empatar en el epílogo de un partido que había abierto Australia a los 27’ y sabido mantener sobre rieles hasta ahí.
  Un rato antes de encontrarse en esa jugada de gol, Lucha le llamó la atención a Romang. La retó por una mala entrega y se señaló la sien. Le pidió que piense. El consejo rindió frutos para festejar el empate.
  En jugadas de fijo, Argentina primó por 5 a 3, pero otra vez no  aprovechó esas oportunidades. Deberá apuntalar esa falencia. Para eso y para analizar lo que pasó tendrá la jornada libre de hoy. Mañana se viene Inglaterra y es tiempo de definiciones. Se cierra la fase de grupos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario