Edición Impresa

Las guerrillas colombianas acordaron un cese del fuego por las elecciones

Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional llaman a evitar ataques. Cierran acuerdo sobre drogas en las negociaciones de paz en Cuba.

Sábado 17 de Mayo de 2014

El gobierno de Colombia y la guerrilla de las Farc lograron ayer un acuerdo sobre el espinoso tema de las drogas en las negociaciones de paz, un triunfo para el presidente de centroderecha colombiano, Juan Manuel Santos, que busca la reelección en los comicios de la próxima semana. El anuncio fue oficializado ayer por la tarde en La Habana, donde se celebran las negociaciones. Y llegó horas después de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el más pequeño Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunciaran un cese unilateral de fuego de una semana por las elecciones del 25 de mayo. Los dos gestos podrían favorecer a Santos en la carrera por mantenerse al frente de Colombia, un país donde muchos están cansados del conflicto que ha dejado más de 200.000 muertos y millones de desplazados.

Tercera tregua. A pesar de que están sentados a la mesa de negociaciones, las Fuerzas Armadas colombianas y la guerrilla siguen sin darse tregua y combatiendo en las montañas y en la selva. Las Farc y el ELN pidieron ayer desde La Habana a sus combatientes no atacar objetivos militares o económicos entre la medianoche del martes 20 de mayo y el miércoles 28 de mayo. "La insurgencia no cree en el régimen electoral colombiano (...), sin embargo consideramos que un clamor nacional merece ser atendido", expresó Pablo Catatumbo, uno de los delegados de las Farc en las pláticas de paz al explicar la decisión, agregando que "lo hacemos como luz de esperanza para un cese del fuego bilateral". Sin embargo, el gobierno colombiano rechazó de inmediato sumarse a la tregua anunciada por las dos guerrillas, tal como ha hecho anteriormente. "No los vamos a dejar de perseguir simplemente porque hagan el favor de dejar de cometer uno de los tantos delitos que cometen", dijo el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

Precisamente el cese de las operaciones militares se produce después de conocerse que dos menores murieron y ocho policías resultaron heridos el jueves por un ataque explosivo contra una patrulla, hecho por el que se acusó a las Farc.

Las Farc y el gobierno de Colombia discuten desde hace año y medio en La Habana una agenda de paz, un diálogo que se realiza en medio de la confrontación por la negativa de Santos a firmar un cese al fuego bilateral con el argumento de que podría ser aprovechado por la guerrilla para sacar ventaja militar. Con el ELN el gobierno mantiene contactos de paz y busca sentar las bases para iniciar una negociación separada a la de las Farc. Esta es la tercera tregua unilateral decretada por esta guerrilla. Previamente, habían anunciado un alto al fuego a finales de 2012 y 2013 por Navidad y las festividades de Año Nuevo.

Amplia agenda. El grupo insurgente y el gobierno de Santos lograron durante el año pasado acuerdos parciales para dar mayor acceso a la tierra a los campesinos pobres y sobre las garantías para el ejercicio de la oposición política de la guerrilla. El tema de drogas es el tercero de los seis puntos de la agenda de paz, después de que ambas partes consensuaran los dos primeros —reforma rural (mayo de 2013) y participación política (noviembre de 2013)— en las negociaciones de Cuba, iniciadas en noviembre de 2012 para acabar con un conflicto armado de medio siglo. El acuerdo sobre drogas es también clave considerando que las Farc son acusadas de financiar sus operaciones a través del narcotráfico, algo que la guerrilla niega. Pero aún queda por delante el debate sobre la compensación a las víctimas, el fin del conflicto y posteriormente la refrendación de un eventual acuerdo de paz.

El anuncio produjo reacciones encontradas en Colombia, aunque en su mayoría con pronunciamientos de beneplácito. Por el contrario, fue criticado por el candidato presidencial del partido opositor de derecha radical Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga, quien lo calificó como "un chiste".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario