Edición Impresa

Las escuelas secundarias para adultos multiplican su matrícula

En el gremio docente estiman que al inicio del ciclo lectivo se anotó un 40 por ciento más de alumnos que en años anteriores.  En la provincia hay 55 mil inscriptos.

Lunes 16 de Junio de 2014

En la Escuela de Enseñanza Media para Adultos (Eempa) Roberto Fontanarrosa, de Ayolas al 500, hubo que agregar más bancos al salón de primer año. Empezaron las clases más de 60 jóvenes, mientras que en años anteriores apenas superaban los 30. Para los profesores, el incremento de alumnos se relaciona básicamente con el beneficio de 600 pesos por mes que dispuso el gobierno nacional para los adolescentes de 18 a 24 años que desean iniciar, continuar o terminar sus estudios. "Tenemos muchos alumnos más y la mayoría llega con los certificados (de la beca) para que los firmemos", aseguran.

La Eempa de zona sur no es la única que este año sumó más alumnos. En la secretaría de Adultos de Amsafé Rosario estimaron que la puesta en marcha del Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina, conocido como Progresar, impactó positivamente en el aumento de la matrícula. Tanto en las escuelas secundarias para adultos como en las primarias y los centros de capacitación laboral, donde, según datos del gremio, creció un 40 por ciento.

El beneficio, presentado a fines de enero pasado, contempla a un sector vulnerable de la población: adolescentes y jóvenes de hogares humildes, que no trabajan ni están incluidos en el sistema educativo.

"Este año hemos observado un crecimiento importante en la cantidad de chicos que quieren volver a la escuela. Calculamos que en promedio hay un 40 por ciento más de ingresantes en los primeros años", afirma Oscar Suárez, secretario de Adultos de Amsafé.

Suárez es también directivo de la escuela primaria para adultos Nº 79, de Seguí y Rouillón, que permite a jóvenes y personas mayores cursar el primer nivel de la enseñanza en tres ciclos. "Este año tenemos unos 25 alumnos en el primer nivel. El año pasado, que no estaba el Progresar, eran alrededor de diez chicos", advierte.

Sin espacio. Carlos Cárdenas es director de la escuela Fontanarrosa y afirma que el incremento de las inscripciones no se da sólo en el primer año sino en el resto de los cursos.

"Tradicionalmente en segundo año trabajábamos con 10 u 11 chicos y, en la actualidad, hay dos segundos años con 35 y 42 alumnos cada uno", señala. Y apunta que podrían sumar alumnos si contaran con aulas más grandes o nuevas divisiones.

"No nos pasa sólo a nosotros. A pocas cuadras de mi escuela hay otros dos Eempa (uno en Ayolas y Entre Ríos y otro en San Martín y Amenábar) y también están repletos. Nos lo dicen los mismos chicos que vienen a inscribirse", apunta.

En la Eempa Nº 313, de Empalme Graneros, la experiencia es similar. "Este año se acercó muchísima más gente que no estaba asistiendo a la escuela. En primer año tenemos más de 45 alumnos y, si tuviéramos más espacio físico, seguiríamos incorporando jóvenes", apunta Mónica Dimonaco, profesora de lengua y literatura en el establecimiento del distrito noroeste.

De todos modo, aclara, "hay que ver qué pasa con esos chicos con el transcurso de las clases, porque siempre hay un desgranamiento de alumnos después de las vacaciones de invierno".

A clase. De acuerdo a datos de la Regional Litoral de la Ansés, en toda la provincia más de 55 mil jóvenes se inscribieron al Progresar. De ellos, 32 mil completaron toda la documentación requerida y comenzaron a cobrar el beneficio.

El programa "representa una posibilidad para miles de chicos y chicas de nuestro país de proyectar y concretar una apuesta al futuro", sostuvo el jefe de la repartición, Martín Gainza.

El funcionario destacó también que la inscripción al programa continúa abierta y en las oficinas de la Ansés se siguen recibiendo las solicitudes de los jóvenes de entre 18 y 24 años que quieran iniciar o continuar sus estudios (ver aparte).

En el ámbito nacional, ingresaron 945.922 solicitudes para sumarse al programa de becas. De ellas, 331.866 ya acreditaron su escolaridad y están cobrando el mes de abril.

De acuerdo a cifras de la Ansés de mayo pasado, el 60 por ciento de los inscriptos que ya perciben el beneficio son mujeres y el 79 por ciento del total tienen entre 19 y 22 años.

Cerca de la mitad (45 por ciento) está terminando el secundario, mientras que el 26 por ciento de las solicitudes recibidas son para realizar estudios universitarios, el 24 para estudios terciarios y oficios y sólo el 5 del total lo solicita para terminar estudios primarios.

Casi la mitad de las presentaciones (el 45 por ciento) fueron de adolescentes y jóvenes que pretenden terminar la escuela secundaria, el 26 por ciento se presentó para realizar estudios universitarios y el 24 estudios terciarios y oficios.

Sólo el 5 por ciento del total solicitó el beneficio para terminar la primaria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario