Edición Impresa

Las corporaciones de la economía toman distancia

Los tiempos de la economía y la política están íntimamente asociados, pero no siempre coinciden. Tal parece que este es el caso hoy por hoy, dentro del volátil escenario local.

Domingo 19 de Abril de 2009

Los tiempos de la economía y la política están íntimamente asociados, pero no siempre coinciden. Tal parece que este es el caso hoy por hoy, dentro del volátil escenario local. El temor a la extensión y profundización de la caída de actividad, producto de las turbulencias internacionales y los conflictos locales, fue decisivo para que el gobierno nacional impulsara el adelanto de las elecciones legislativas. Esto a su vez intensificó el realineamiento del mapa político, sobre todo dentro del oficialismo. En la última semana, durante la que se produjeron recambios de conducción en importantes entidades empresarias, quedó claro que esos movimientos también llegaron a las corporaciones económicas. El nuevo presidente de la UIA avisó que la administración Kirchner "fue" industrialista y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) decretó el "fracaso" de los planes de estímulo al consumo. La propia CGT mostró sus dientes al gobierno nacional. Se trata de sectores que desde 2003 respaldaron el modelo y a quien entonces veían como su garante. Ahora perciben que al kirchnerismo se le están enredando los piolines de esa articulación y piensan en el día después de las elecciones. La visión de que en términos de política partidaria el resultado de los comicios podría dar lugar a un escenario de liderazgos territoriales, que en el lenguaje de las cámaras empresarias se traduce en el que el frizado consejo económico social sea una suerte de "Senadito corporativo". La política impone aquí sus tiempos pero los de la economía son impredecibles. Día a día se suman ajustes laborales y crece la demanda social. Pero también hay, tanto afuera como adentro, tímidas señales sobre un posible piso de la crisis. Es una hipótesis arriesgada pero no descartable por los amigos de la diáspora. No vaya a ser que la economía meta la cola. La soja se acerca a mil pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario