Edición Impresa

Las centrales sindicales endurecen estrategias de cara a las paritarias

Los secretarios generales de la CGT opositora, Hugo Moyano; y de la Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, encabezarán hoy en Mar del Plata una reunión convocada de urgencia para fijar una postura...

Viernes 10 de Enero de 2014

Los secretarios generales de la CGT opositora, Hugo Moyano; y de la Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, encabezarán hoy en Mar del Plata una reunión convocada de urgencia para fijar una postura sobre salarios en las discusiones paritarias. El planteo, en la previa, sería arriba del 30 por ciento.

En la reunión sindical, que se hará en el Hotel Sasso de Mar del Plata, propiedad de los Gastronómicos, participarán también Roberto Fernández (UTA), Omar Maturano (Fraternidad), Carlos Acuña (Estaciones de Servicios) y Abel Frutos (Panaderos), entre otros, según informaron portavoces de ambas centrales y el encuentro será una instancia previa a otra que se realizará el 20 de enero.

Voceros sindicales aseguraron que "la inflación, las paritarias y la unidad" de esos sectores serían analizados en la reunión.

Moyanistas y barrionuevistas persiguen acordar un "monto común superior al 30 por ciento de aumento" a reclamar en paritarias en contraposición a la iniciativa del gobierno que persigue fijar en no más del 20 por ciento el aumento.

"Queremos acordar un monto único de aumento salarial" para reclamar en las discusiones y aprobar "un plan de acción de largo aliento que incluya todo tipo de medidas de acción con paros movilizaciones incluidos, no queremos parar un solo día buscamos concretar un plan de lucha muy fuerte" confió una fuente sindical.

Será la primera vez en más de un año que los líderes de las dos centrales sindicales enfrentadas al gobierno se sienten a una mesa para definir un accionar conjunto acompañados por los máximos referentes de gremios del transporte como la UTA y la Fraternidad.

Desde ambos sectores avizoran "serias dificultades" en las paritarias de este año, donde más allá de la inflación, el aumento otorgado a las fuerzas de seguridad marcó un piso de no menos del 35 por ciento a los reclamos salariales.

En tanto que la CGT afín al gobierno que encabeza el metalúrgico Antonio Caló salió a reclamarle al gobierno por la convocatoria del Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil para fijarle un nuevo monto al haber indispensable. También el diputado nacional por el Frente Renovador y titular del sindicato de la Sanidad, Héctor Daer, reclamó al gobierno que convoque al Consejo del Salario, con el fin de "ordenar" las paritarias que se avecinan.

Previo a Navidad, el jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, recibió a Caló y a la mesa chica de la CGT oficialista y les pidió "prudencia" en los reclamos de subas salariales.

El pedido oficial, no les había caído bien a los sindicalistas a tal punto de que el mercantil Armando Cavalieri aseguró: "Yo le dije a Capitanich que esta CGT no acepta condiciones a la hora de discutir salarios" y que "los aumentos se definen en paritarias".

Al descontento de Barrionuevo y Moyano, habrá que sumarle el reclamo que hace la CTA-disidente que lidera Pablo Micheli, que ya adelanto que reclamará incrementos superiores al 35 por ciento y un salario mínimo de 8.000 pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario