Edición Impresa

Las bajas temperaturas aumentaron las consultas por cuadros respiratorios en niños

La amplitud térmica de las últimas semanas que llevó a un paso abrupto de remera a pullover tuvo su correlato en las salas de guardias de los centros de salud con 300 consultas. 

Sábado 22 de Junio de 2013

El frío se hace sentir y sobre todo en la salud. La amplitud térmica de las últimas semanas que llevó a un paso abrupto de remera a pullover tuvo su correlato en las salas de guardias de los centros de salud. A modo de ejemplo, en los hospitales Vilela y de Niños Zona Norte en 24 horas se atiende un promedio de 300 consultas.

Los cuadros clínicos incluyen broncoespasmos, crisis asmáticas, gripes, fiebre y decaimiento. En ningún caso los pacientes llegaron intranquilos por la gripe A (ver aparte).

Ayer, un recorrido que realizó La Capital demostró con creces las cifras, en su mayor parte los médicos se disculpaban porque estaban ocupados atendiendo pacientes.

Los más afectados son los niños de entre un mes y cinco años. Muchos de los cuales requirieron internación.

Guardias atestadas. En algunos efectores de salud hasta hablaron de saturación, otros como en el hospital Centenario no acusaron un impacto tan fuerte en las consultas. "Está tranquilo, hoy no hubo demasiadas consultas", dijeron desde la guardia.

En el centro de admisión del Hospital de Niños Zona Norte el panorama era muy diferente. "No paran de llegar pacientes, la semana pasada teníamos un promedio de 250 pero en estos días llegamos y pasamos los 300", explicaron.

Además, dijeron que también había mayor cantidad de internaciones de niños que "no podían respirar". En estos casos trabajan en forma conjunta con el Hospital de Niños Víctor Vilela, según el grado de complejidad del cuadro.

Desde la guardia del Vilela confirmaron la tendencia general. "Estamos en alta demanda, con cuadros respiratorios como broncoespasmos o crisis asmáticas", explicaron. Y dijeron que el pico de ascenso de consultas comenzó una semana atrás. Aunque también aclararon que se trata de un escenario estacional.

Además, explicaron que los más afectados son los menores de un año y que en la mayoría de los casos regresan a sus domicilios.

"Los pacientes que requieren oxígeno o la patología deviene más aguda, permanecen internados. La mayor parte de los casos se resuelve", explicaron.

En el Sanatorio de Niños ayer la guardia no estaba como para dar estadísticas, porque las consultas se habían multiplicado por dos.

"Aumentaron mucho los casos de enfermedades respiratorias en la última semana y sobre todo en bebés", alcanzaron a explicar.

Por su parte, el centro de admisión del Hospital Provincial, también podía dar cuenta de un aumento en el número de consultas por los efectos de las bajas temperaturas con las que debutó el invierno.

En todos los casos consultados, en los centros de salud coincidieron en señalar el carácter estacional de la demanda por patologías respiratorias. "Esto es algo que se repite cada año, no es nada fuera de lo común", aseguraron buscando llevar tranquilidad a la población y despegando los casos atendidos de la gripe A.

Los virus que trae el frío. Las infecciones respiratorias agudas son la primera causa de consulta en las guardias pediátricas durante los meses de invierno. Sobre todo en las jornadas de muy bajas temperaturas.

¿Cuáles son las patologías más frecuentes? Síndrome bronquial obstructivo y neumonía.

En la mayoría de los casos son los síntomas los que causan mucha intranquilidad en los padres, que llegan a la consulta con un verdadero registro de las altas temperaturas de los pequeños.

Por eso las autoridades sanitarias recomiendan seguir una especie de hoja de ruta.

Ante los primeros síntomas se debe concurrir a los centros de salud, donde los profesionales evaluarán la situación. La medida busca no saturar las guardias hospitalarias, que quedarían reservadas para situaciones más críticas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS