Edición Impresa

Larga un gran operativo de limpieza en el brazo seco del arroyo Saladillo

Tras las lluvias, la acumulación de toneladas de basura puso en riesgo a más de 300 familias.  La provincia traerá grandes máquinas. Trabajará junto a Hidráulica y Medio Ambiente municipal.

Martes 21 de Agosto de 2012

Ya con la emergencia bajo control, hoy comenzará un plan especial de limpieza y rectificación de márgenes sobre el brazo norte (o "seco") del arroyo Saladillo, en el barrio conocido como cortada El Mangrullo, donde las lluvias de los últimos días pusieron a más de 300 familias al borde de la evacuación. Después de un trabajo "ininterrumpido" de cinco bombas de agua durante 75 horas, en el barrio ayer quedó apenas una guardia de Defensa Civil que entregará la posta a la Dirección de Hidráulica y a las secretaría y subsecretaría de Medio Ambiente de la provincia y la Municipalidad. Aventado el riesgo de inundación, ahora queda el desafío de eliminar toneladas y toneladas de basura.

El problema es histórico. Basta recorrer los archivos de La Capital para comprobar que con cada lluvia intensa o crecida del río Paraná, El Mangrullo (en el extremo sur de la ciudad) es uno de los barrios que más rápidamente sufre las consecuencias.

Pero el detonante esta vez no fue tanto el agua caída la semana pasada como la basura acumulada en el cañadón que pasa por debajo del terraplén ferroviario y que impidió el normal escurrimiento. El problema se veía venir.

De hecho, recordó el titular de Defensa Civil, Raúl Rainone, en ese tramo el agua trepó unos tres metros y alcanzó a anegar los patios de más de 300 viviendas muy humildes asentadas sobre ambos márgenes.

Entre esos vecinos, detalló el titular de Gobierno municipal, Fernando Asegurado, se cuentan "familias históricas", muchas ligadas a la actividad de la pesca, pero también asentamientos que se fueron sumando en los últimos tiempos. Esos hogares viven fundamentalmente del reciclado de residuos y buena parte de lo que no aprovechan queda desperdigado por la zona.

"Sin contar con que, además, es el último sector que recibe basura desechada desde más arriba", explicó Asegurado.

De hecho, Rainone graficó la envergadura de esos desechos: contó que entre el revoltijo de agua y sólidos las cuadrillas de Defensa Civil encontraron desde un auto desguazado hasta muebles, colchones y un árbol completo que obstruía el caño por donde debía escurrir el agua.

Para descomprimir la situación, que llegó a poner al borde la evacuación a las familias, debieron instalarse cuatro bombas de desagote de Defensa Civil y una cedida por Aguas Santafesinas (Assa), que "trabajaron día y noche durante 75 horas", hasta dejar el brazo seco "a cero".

En paralelo a ese trabajo técnico, dijo Asegurado, confluyeron en el barrio operadores de Salud y Promoción Social municipal para asistir a las familias, a quienes además los veteranos de Malvinas garantizaron raciones de comida caliente.

También "se conversó muchísimo con la gente sobre la necesidad de tener otro manejo de los residuos", porque pese a que según Asegurado "el municipio tiene históricamente una fuerte presencia en la zona", no se logra producir un cambio de hábitos respecto de los residuos no aprovechados. Un problema que avanza más rápido que la limpieza de los basurales.

Ayer sólo quedaba en el barrio una guardia de Defensa Civil, que hoy le pasará la posta a Hidráulica y Medio Ambiente.

Según afirmó Asegurado, el problema ya estaba en la agenda de la intendenta Mónica Fein, quien hace tres semanas recorrió el barrio junto al coordinador del Distrito Sur, Leandro Tosto, y después se comunicó con el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente provincial, Antonio Ciancio.

Desde el norte. Pero la lluvia apuró los tiempos y, a pedido de Fein, desembarcarán en Rosario unas "palas mecánicas de gran porte" que estaban operando en el norte provincial.

A partir de ahora y por un tiempo que el funcionario estimó "prolongado", esos brazos mecánicos serán los responsables de quitar toneladas y toneladas de basura del canal y ayudar a reconfigurar sus márgenes socavadas.

Pavimentos

Desde hoy, la Secretaría de Obras Públicas del municipio encarará un plan especial de bacheo y recuperación de pavimentos en calles que quedaron deterioradas tras las intensas lluvias de los últimos días. Los trabajos se harán en tramos de Ovidio Lagos, las avenidas Belgrano, Francia y Rivarola, el parque Independencia y el microcentro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario