Edición Impresa

Lanús postergó la fiesta leprosa

Lanús es el rival. Su inesperado 5-1 a River lo dejó como único equipo con chances de arrebatarle a Newell's el título que se empezó a probar en Rafaela.

Lunes 17 de Junio de 2013

Lanús es el rival. Su inesperado 5-1 a River lo dejó como único equipo con chances de arrebatarle a Newell's el título que se empezó a probar en Rafaela. Y si bien para catapultarse como adversario debe dar vuelta un resultado que parece dificilísimo, no es imposible. Claro que se trata de revertir en sólo 45 minutos un 0-2 ante Estudiantes, el miércoles a las 14 en el estadio de La Plata y sin hinchas granates.

Esa será la única alternativa para quedar a tres puntos de Newell's para la fecha final y así buscar una victoria en cancha de San Lorenzo y esperar una derrota rojinegra en el Coloso al recibir a Argentinos Juniors, que pelea por no descender.

¿Y River? Desapareció.

Apenas unos minutos después del esperanzador 1-1 rápido que clavó Vangioni a los 6' (golazo con un zapatazo desde afuera del área), después de la apertura de Silvio Romero a los 3'.

Es que ahí apareció el monólogo goleador del Granate. El que arrancó a los 11' con el 2-1 marcado por Guido Pizarro y a los 13' con el 3-1 de Víctor Ayala.

Increíble. Y ni hablar de cuando el equipo del Mellizo Guillermo Barros Schelotto llevó las cifras a un indescontable 4-1 a los 27', conquistado por Ismael Blanco, con el que se fue al descanso sabiéndose ganador.

¿Alguna chance para River?

Ninguna. Sus dirigidos no reaccionaron. Continuaron desaparecidos y a merced de lo que quisiera el local. Encima, sin su gente en el sector de las tribunas visitantes.

Y ni hablar cuando a los 5' de haberse iniciado el segundo tiempo Lanús gritó el quinto, otra vez con Ismael Blanco como artillero.

Quedaban 40', que en tiempo era muchísimo, pero no para el desarmado River de Ramón.

Entonces, el dueño de casa reguló el ritmo, con los tres puntos en los bolsillos pensó en que el miércoles tendrá la responsabilidad de darle vuelta el resultado a Estudiantes y que para ello necesita tres goles más. Algo que parece demasiado si se tiene en cuenta que en los 16 partidos anteriores sólo había marcado 19 tantos y que a los 5 de ayer les deberá sumar 3 más.

Pero lo cierto es que todo puede ser. Si nadie hubiese pronósticado que anoche golearía a River.

Aunque lo hizo y esto le permitió seguir prendido a la ilusión de dar el zarpazo.

Lanús es el único que puede alcanzar a Newell's y pese a que ni así le robará el título porque sólo puede aspirar a un desempate, anoche el Granate paró la fiesta leprosa.

“Mientras podamos”, dijo el Mellizo

“Mientras podamos...”, tiró el entrenador granate Guillermo Barros Schelotto al evaluar la posibilidad de pelearle el título a Newell’s. El DT de Lanús expresó con una cierta dósis de ilusión: “Nos vamos a preparar para dar vuelta el partido en La Plata (el 0-2 ante Estudiantes). Tenemos 45 minutos. Mientras podamos...”

La chance de llegar a forzar un desempate con el equipo del Tata Martino no es sencilla para el Granate, pero el Mellizo se aferra a las chances matemáticas y también al buen rendimiento que mostró anoche su equipo en el 5 a 1 sobre River: “Jugamos bien, individual y colectivamente. Hicimos un excelente partido. Metimos cinco goles y con un gran nivel”.

Y cuando se lo consultó si la goleada y la eliminación de River como candidato al título del torneo Final tenía un sabor especial por su pasado xeneize, sentenció: “Estoy contento por Lanús, por seguir en la lucha y por cómo jugamos”.

Después será el turno de pensar en San Lorenzo, pero hoy depende de lo que pase el miércoles.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS