Edición Impresa

La vida de la selección sin Messi

Iba a ser un amistoso más, el penúltimo del año. Lejos, en Estados Unidos, frente a Ecuador, serviría de buena medida para ir puliendo lo sabido. Apenas, o tanto como eso. Pero la nueva...

Viernes 15 de Noviembre de 2013

Iba a ser un amistoso más, el penúltimo del año. Lejos, en Estados Unidos, frente a Ecuador, serviría de buena medida para ir puliendo lo sabido. Apenas, o tanto como eso. Pero la nueva lesión muscular de Lionel Messi en Barcelona abrió un gran signo de interrogación en el cuerpo técnico de la selección argentina. Nadie lo quiere pensar, pero un Mundial sin la máxima estrella en plenitud sería cuesta arriba. Y aunque el rosarino está muy a tiempo de recuperarse sin problemas, lo cierto es que en algunos sectores empieza a cundir el pánico. En ese contexto, el encuentro de hoy en Nueva Jersey, no puede ser tomado como un entrenamiento más, sino que Alejandro Sabella deberá buscar alternativas por si los temores abrumarán a mediados de 2014.

La baja de Messi por una lesión que lo mantendrá inactivo hasta 2014 alteró los planes de Sabella, quien para esta gira aspiraba a poner foco en el funcionamiento defensivo, el punto más bajo del equipo, pero ahora también tendrá que pensar en cómo suplir la ausencia del mejor jugador del mundo.

En la conferencia de prensa del miércoles, antes del entrenamiento en el Red Bull Arena, el DT confió que planea diagramar equipos combinados para analizar a jugadores a los que les dio pocos minutos y a los que convocó por primera vez porque queda poco tiempo para entregar la lista definitiva de los 23 nombres que representarán al país en el Mundial.

Sabella explicó que seguramente pruebe alguna modificación táctica, aunque más en el segundo partido, ya que hoy sostendrá el 4-3-3 ya clásico.

Y justamente, en el único ensayo que pudo observarse (el de ayer a la tarde fue a puertas cerradas), el técnico dejó entrever las posibles variantes de las que habló sobre todo en defensa y ataque.

Así, de un lado de la cancha se vio a Romero, a quien quiere darle juego ya que no es titular en su club, Mónaco, más su dupla de zagueros preferida con Ezequiel Garay y Federico Fernández, junto a los "debutantes" Facundo Roncaglia y Lucas Orban por los costados. En ataque el único de los indiscutidos fue Gonzalo Higuaín, esta vez acompañado por Ezequiel Lavezzi por izquierda y Erik Lamela por derecha, pues además del lesionado Messi, Agüero jugó con los suplentes, como Zabaleta y Rojo.

En cambio, en el medio todo está mucho más claro porque a Javier Mascherano y Angel Di María se sumó Ever Banega jugando de Fernando Gago, también ausente por lesión.

Esta alineación se perfila como la titular y muy pocos serían los jugadores que se repitirían para el duelo con Bosnia del lunes. El dibujo no se toca. La vida sin Messi se pone a prueba.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS