Edición Impresa

La UNR junta fondos y crea asesorías para las víctimas de su comunidad

No sólo murieron cuatro estudiantes (Débora Gianángelo, Santiago Laguia, Soledad Medina y Maximiliano Vesco) y una docente (Florencia Caterina). Hay 25 alumnos con distintas problemáticas.

Domingo 25 de Agosto de 2013

La Universidad Nacional de Rosario (UNR) fue directamente perjudicada por la explosión y el derrumbe del edificio de Salta 2141. Guardó un luto de tres días tras la tragedia. No sólo murieron cuatro estudiantes (Débora Gianángelo, Santiago Laguia, Soledad Medina y Maximiliano Vesco) y una docente (Florencia Caterina), sino que hubo heridos y muchos perdieron con sus casas toda la documentación que los liga al cursado de sus carreras y vida profesional. Sólo en el claustro estudiantil se llevan contabilizados 25 alumnos con distintas problemáticas.

   La UNR decidió darles contención, a ellos y a sus familias, a través de una asesoría psicológica y jurídica. Pero además, se formó un fondo solidario, se dispuso de personal para que ayude a la recuperación de los títulos y otros documentos, y se abrió un teléfono para atender todo tipo de consultas relacionadas a la tragedia, durante las 24 horas.
  
Fondo solidario. Bajo el nombre Fondo Solidario para los Damnificados de calle Salta, se creó el 12 de agosto pasado un formulario, consensuado entre el rector de la UNR, Darío Maiorana, y los representantes de los gremios que nuclean a los trabajadores de la casa; Coad, en el caso de los docentes, y Apur en el de los no docentes. El fondo se mantendrá unos meses y se activa mediante un código de descuento en la planilla de sueldos.

El aporte es voluntario y será administrado por una comisión integrada por dos decanos, un representante de Coad, uno de Apur y un representante del claustro estudiantil (Federación Universitaria de Rosario).

   “En el marco de la investigación presentamos un escrito a la Justicia donde pusimos a disposición del juzgado que investiga la causa los recursos humanos, técnicos y materiales, con el fin de colaborar”, dijo Maiorana.

Asesorías. Los afectados, a nivel emotivo y material, fueron detectados en cada facultad, pero desde la UNR se montó un espacio psicológico que comenzó a atender las situaciones críticas en el Centro de Salud 7 de Abril, de Urquiza 2906 (se atiende de lunes a viernes, de 8 a 19).

   “Vamos paso por paso. Hay algunas personas muy afectadas que caen de a poco y como pueden, tratamos de darles contención a ellos y sus familiares, en su mayoría de poblaciones vecinas; no hay que perder de vista que tenemos una Universidad donde más de la mitad del alumnado no es de Rosario”, dijo la directora de Orientación Estudiantil, Andrea Espinosa.

   Otra área que se habilitó es la de asesoría legal gratuita. La lleva adelante la Facultad de Derecho a través del docente Mario Armas. Y un espacio más: el de relevamiento y gestión de resoluciones en problemáticas académicos.

Allí se intenta atender todo lo relacionado a becas, material de estudios, transporte, tarjetas y comedores.

También se tienen en cuenta los temas relacionados con la orientación estudiantil, lo que implica la readaptación a la vida universitaria, la posibilidad de concentración y de estudio.

Y se suman a estos aspectos los ítems inherentes a las facultades como las inasistencia, los exámenes parciales y finales, los trabajos prácticos y la pérdida de la libreta universitaria

Título. Tramitar el título en conexión con el Ministerio de Educación de la Nación puede llevar unos seis meses.

“Ahora, en forma excepcional, intentamos agilizar el trámite en un mes y medio”, aseguró el secretario Estudiantil y de Extensión de la UNR, Gervasio Solari, quien agregó que todo otro tipo de consulta ligada al tema puede realizarse en Riobamba y Berutti, de 8 a 15, o llamando al 480-8587.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS