Edición Impresa

La última del gran Soprano

James Gandolfini es el protagonista de ”Una segunda oportunidad”. una comedia para recordar a un actor multifacético... 

Miércoles 27 de Noviembre de 2013

Quizá para muchos esta sea una película romántica más de Hollywood. Pero a priori, no es así. Es que no sólo “Una segunda oportunidad” tiene la majestuosa presencia de James Gandolfini como galán de comedia, sino que además es la última película que filmó el actor que brilló como Tony Soprano en la serie “Los Soprano”. El filme de Nicole Holofcener, que se estrena hoy en Rosario, cuenta además con el coprotagónico de Julia Louis-Dreyfus y, en roles secundarios pero no por ello menos importantes, a Catherine Keener y Toni Collette.
   Eva (Luis-Dreyfus) es una madre divorciada, que pasa los días disfrutando de su trabajo como masajista aunque teme por la inminente partida de su hija hacia la universidad. En ese momento conoce a Albert (Gandolfini), un hombre dulce, divertido y similar a ella en su personalidad, con quien encontrará algunos puntos en común.
   Cuando Albert conoce a Eva en una fiesta, algo hace clic. El problema es que Eva acaba de conocer a su ex esposa Marianne (Catherine Keener).
    Al principio Eva no tiene un vínculo entre el Albert con el que está saliendo y el vagabundo perdedor que Marianne describe, pero poco a poco comienza a dudar.
   “Estaba preocupado de que lo vieran como Tony Soprano, pero aparentemente no ha sido el caso. La gente que la ha visto, señala que se ve y se escucha diferente, su cara se ve distinta.  El se fusionó con el personaje y Jim no era para nada como Tony”, comentó Holofcener en una entrevista ofrecida a un medio extranjero con motivo del estreno del filme.
   La muerte de Jim, como le decían cariñosamente, estuvo a punto de cambiar los planes para esta película, ya que el golpe emocional fue muy fuerte para los que trabajaron al lado del actor.
   Más de dos décadas carrera y ocho interpretando a Tony Soprano lograron hacer del fallecido James Gandolfini un referente del mundo de la televisión, gracias a su inolvidable interpretación de un líder de la mafia en la serie The Sopranos (“Los Soprano”).
   Tras el final de la serie en 2007, el actor, quien murió el pasado 19 de junio a causa de un paro cardíaco mientras vacacionaba en Italia, decidió seguir adelante en su carrera y arriesgarse a realizar papeles distintos en cine.
   Y justamente “Una segunda oportunidad”, donde se lo ve con un look atípico, más gordo y barbado, lo muestra en una faceta conmovedora,  y que seguramente sorprenderá a más de uno.
   Nicole Holofcener es una directora del cine independiente, quien desde los 90 ganó espacio con película de bajo presupuesto y con su actriz fetiche, Katherine Keener, quien también fue parte de su nuevo trabajo en un rol secundario.
   La cineasta expresó su opinión acerca de uno de los temas que aborda el filme, y es la discriminación o los prejuicios por personas que no reúnen el modelo social de consumo masivo, por decirlo de un modo más metafórico.
    “Todos discriminamos todo el tiempo y todos decimos que tal o cual persona no es nuestro tipo. Todos pensamos a veces mal de la gente con sobrepeso, siempre son nuestros prejuicios y resulta que si los alejamos terminamos conociendo a alguien”, destacó la cineasta.
   “Todo es química, no importa si él o ella tienen panza, debe haber conexión, la idea no era hablar de discriminación”, agregó Holofcener.
   Para la directora fue complicado encontrar a los actores adecuados para los papeles de Eva y Albert. De hecho, al inicio de las audiciones no estaba convencida de que Louis-Dreyfus y Gandolfini fueran los idóneos para representar esta historia de amor. Pero todo tuvo un final feliz.
   “Fue difícil escoger a los actores correctos, nos tomó mucho tiempo. Julia y James tuvieron química instantánea, no podría haber hecho la película si no hubieran tenido química, aunque actuaran bien”, indicó la directora.
   “Creo que Jim estaba enamorado de Julia y ella un poco de él. Tuvimos mucha diversión.  El era muy juguetón, ella igual. Jim era un poco ansioso, pero encantador”, concluyó la cineasta, tan enamorada de su película “Una segunda oportunidad”, como los protagonistas del filme.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS