Edición Impresa

La soja volvió a caer en Chicago y tocó el nivel más bajo en un mes

Los futuros de maíz para marzo quebraron el promedio de movimiento de 50 días pero cerraron por encima de ese nivel, con una pérdida de 1,25 centavos, a 3,9575 dólares por bushel.

Sábado 03 de Enero de 2015

Los futuros de la soja cayeron ayer a su nivel más bajo desde el 4 de diciembre en Chicago por una ola de ventas técnicas, y por la presión del creciente nivel de los inventarios globales cuando los productores de Sudamérica se preparan para una cosecha que se espera enorme.

   Según distintos analistas, la jornada negativa se debió, principalmente, por las buenas perspectivas climática para la cosecha en América latina, lo que podría generar otro incremento de la oferta en el futuro.
  Las ventas técnicas también arrastraron los futuros del maíz y del trigo a sus niveles más bajos en tres semanas, mientras que un dólar más firme achicaba los precios de los granos en general.

   En ese contexto, la soja cerró en mínimos de la sesión y el contrato referencial para entrega en enero se ubicó al cierre con un descenso de 16 centavos o un 1,56 por ciento, a 10,0750 dólares por bushel (368,3 dólares por tonelada), por debajo de su promedio de movimiento de 100 días.

   En la semana, el contrato de soja a mes inmediato perdió un 4,4%, su mayor descenso semanal en tres meses y medio.

   Por otra parte, los futuros de maíz para marzo quebraron el promedio de movimiento de 50 días pero cerraron por encima de ese nivel, con una pérdida de 1,25 centavos, a 3,9575 dólares por bushel. En la semana la caída fue del 4,6%, la mayor desde julio.

El trigo golpeado. Además, las ventas técnicas golpearon a los futuros del trigo. El contrato a marzo perdió 8,50 centavos, a 5,8125 dólares por bushel, y la caída semanal para los futuros del cereal fue del 4,8%.
  En rigor, los precios del trigo bajaron en Chicago esta semana para alinearse con los valores del resto del mundo. La semana fue más corta de lo habitual por el feriado de año nuevo y los volúmenes de intercambio fueron particularmente bajos.

   “La decisión de Moscú de imponer barreras aduaneras” para luchar contra la inflación en el mercado interno “suscitó expectativas de un incremento de la demanda de trigo” en el mundo, destacó Bill Nelson, de Doane Advisory Services.

   Pero los precios en Estados Unidos “comienzan a ser muy altos”, lo cual reduce el atractivo del trigo estadounidense, añadió.

Por otra parte, “los negocios fueron menos buenos de lo previsto y eso pesó sobre los precios”, sostuvo el especialista. “La prima de riesgo bajó” además, dijo Nelson en referencia a factores climáticos en Estados Unidos.

   Por otra parte, en el caso de la soja, la atención “comienza a enfocarse” en Brasil que comienza su cosecha este mes, sostuvo el analista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario