Edición Impresa

La soja trepó a u$s 524,5 y llegó al nivel más alto en once meses

La cosecha nueva de la Argentina se revaluaría en u$s 1.000 millones con estos valores. El clima en Estados Unidos provocó la suba.

Martes 27 de Agosto de 2013

El precio de la soja, el principal cultivo del país, experimentó ayer un fuerte salto de casi 23 dólares respecto al cierre del viernes pasado para finalizar en 524,56 dólares por tonelada en el mercado de Chicago, lo que representa la mayor suba (4,3 por ciento) diaria desde octubre de 2011, y su mayor nivel de los últimos once meses.

De este modo, y tomando estos valores, la próxima cosecha de soja, (aún no implantada) se revaluaría unos 1.000 millones de dólares, según los cálculos de los analistas del mercado granario.

Los valores de la oleaginosa resultaron presionados por las desmejoras meteorológicas en Estados Unidos, donde una ola de calor afecta las regiones productoras del Medio Oeste, lo que recorta los números finales de la producción de ese país.

El alza encuentra a los productores argentinos con 20 millones de toneladas de soja todavía sin vender de la campaña 2012/13, y en plena precampaña 2013/14.

El impacto de la suba en Chicago ya repercute en los mercados locales. Según Lorena D`Angelo, analista de mercado de FyO, la semana pasada se notó un incremento en las operaciones: "hubo jornadas donde se relevaron operaciones por más de 300.000 toneladas entre nuevos negocios y fijaciones de negocios ya realizados".

"Las ventas totales de soja de la campaña se estiman en 30 millones de toneladas, un 4 por ciento debajo del año pasado a la misma fecha pero con un retraso del 17 por ciento en relación al volumen total de la cosecha", dijo.

En definitiva, un número apenas por encima de los promedios históricos para esta altura del año.

En este contexto la revaluación de la cosecha nueva, que todavía no se implantó, alcanzaría los 1.000 millones de dólares "en el bolsillo del productor", según estimó Fernando Botta, de la consultora Agrobrokers, una cifra que podría ser bastante mayor (hasta el triple) si se consideran los eventuales ingresos al fisco.

Respecto de si se trata de un nuevo cambio de tendencia o bien de un rebote mas coyuntural, el consultor Salvador Di Stéfano aseguró que "en principio hay que ser cautos con el rebote porque tiene que ver con el clima", y que si bien se trata de una suba importante "no lo ve como una reversión de magnitud".

Tendencia o rebote. Botta estimó también que "en principio hay que esperar para confirmar que se trata de un cambio de tendencia", y consideró que se trata de "un rebote natural por lo temprano que se había descontado el factor clima y por una demanda un poquito mas firme de lo esperada".

En ese sentido, aseguró que hay que seguir de cerca qué sucede con el clima en los próximos días: "una pequeña disminución en el rinde promedio en ese país puede poner de nuevo a la soja en un nivel de stock muy ajustado".

Dos datos clave a tener en cuenta serán el informe del estado de los cultivos que sale hoy elaborado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) y el próximo relevamiento.

Respecto a la oportunidad para vender mercadería, Di Stéfano afirmó que el precio de estos días es "mas que interesante para los que todavía no vendieron".

"Son muy buenos precios de soja para vender, además hay una diferencia a la baja del 6,7 por ciento entre el precio actual y futuro, a lo que hay que sumarle que resulta muy difícil que la soja siga a la suba".

Momento oportuno. Para el consultor, la combinación entre oferta de soja norteamericana más la enorme producción de América latina "terminará ahogando los precios".

"Es un buen momento para vender lo que no se vendió, como también para ir asegurando algún precio a futuro, hoy quedan unos 20 millones de tonelada de soja sin vender".

Botta, por su lado, dijo que la decisión de vender ahora o esperar dependerá de la espalda financiera de cada productor. "Hay dos tipos de productores locales, los que pueden darse el lujo de especular, y los que en cambio no tienen espalda y se encuentran ante una mejora notable de precios, y entonces prefieren vender".

En su opinión, "el que puede va a esperar unos días más a ver si se confirma la pérdida de rinde en EEUU".

Para el experto, si ese país cosecha 85 millones de toneladas el stock de soja será "muy apretado", mientras que con 90 millones estará "bastante mas holgado".

Precampaña. El fuerte repunte en las cotizaciones también alcanza al maíz, que subió 7,2 dólares la tonelada para llegar a los 202,3 en la posición más cercana, y al trigo, que con casi 9 dólares trepó a los 242,8.

Los contratos septiembre y noviembre de la soja sumaron durante la semana pasada 6,39 y 5,5 por ciento, respectivamente, al pasar de 471,5 a 501,6 y de 462,7 a 487,9 dólares por tonelada.

Según la consultora Granar, el rebote tiene que ver con "la sostenida participación de los fondos de inversión especuladores" en las ruedas de la semana anterior, que cortaron así una tendencia muy pronunciada a la baja que comenzó el pasado 23 de julio y que se mantuvo hasta el pasado lunes 12, la rueda previa al informe mensual del Usda (departamento de Agricultura de Estados Unidos).

En ese momento, y tras pronósticos de cosecha récord en EEUU, la soja tocó un piso de 427 dólares la tonelada, el valor más bajo en 18 meses.

A pesar del rebote, los precios siguen muy por debajo de los récords del año pasado, cuando —sequía estadounidense mediante— el poroto llegó a los 650 dólares a principios de septiembre.

Las señales de los precios podrían reforzar todavía más la tendencia hacia un aumento del área sojera en detrimento del maíz en el área núcleo pampeana.

Según el último informe del GEA que elabora la Bolsa rosarina, la intención de aumento de cultivo de la oleaginosa podría estar entre un 10 y un 20 por ciento.

La producción de leche cayó 2,6% en 2012

La producción láctea bovina bajó 2,6% en la Argentina durante 2012 con relación al 2011, mientras que el crecimiento en América l atina durante los últimos 20 años triplicó a la media mundial. En Latinoamérica, la producción creció 108% en las últimas dos décadas respecto del 31% mundial, y la Argentina participa con 10,5 millones de toneladas métricas anuales.

En 2011, en la Argentina se habían producido 11.600 millones de litros (equivalentes a 10,5 millones de toneladas métricas), aunque en 2012 retrocedió a 11.300 millones, según un informativo semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario. La producción mundial durante el 2011 alcanzó los 614 millones de toneladas métricas. Brasil logró 33 millones, mientras que la Argentina llegó a 10,5 millones.

Argentina registró un gran crecimiento en la década del 90 y entre el 2000 y el 2010 se mantuvo en niveles similares a los de 1999 (10.000 millones de litros anuales aproximadamente). Argentina participa en la producción mundial de leche cruda con el 1,7%.

Récord brasileño

Se espera que la cosecha de soja 2013/14 de Brasil, que se plantará en el último trimestre de este año, llege a un récord de 88,4 millones de toneladas, superando las 81,46 millones de toneladas recogidas este año, según la consultora Agroconsult. La consultora estimó que la cosecha total de maíz caerá a 76 millones de toneladas desde las 80,25 millones de esta temporada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS