Edición Impresa

La Sociedad de los cinco Vientos, de fiesta

La agrupación nació en 1994 y en estos 20 años de trabajo ha ocupado un lugar de primera línea en Rosario, con el fin de divulgar la rica literatura musical para distintas combinaciones de maderas y corno.

Domingo 27 de Abril de 2014

La Sociedad de los 5 Vientos celebra sus 20 años con un concierto especial titulado “Veinte años y dos siglos”. La agrupación nació en 1994 y en estos 20 años de trabajo ha ocupado un lugar de primera línea en Rosario, con el fin de divulgar la rica literatura musical para distintas combinaciones de maderas y corno. Conforman “La Sociedad de los 5 Vientos” María Cecilia Noé (flauta); Luis Giavón (oboe); Yayi Gomez (clarinete); Susana Schlaen (fagot) y Rubén Avero (corno).

    La Sociedad de los 5 Vientos ha dado a conocer por primera vez en Argentina importantes obras como los tríos de Jan Dismas Zelenka y los sextetos de Leo Janáek. Su repertorio está en constante crecimiento e incluye desde obras del barroco y el clasicismo como Vivaldi, Mozart, Haydn y Beethoven, hasta piezas de Martinu, Hindemith, Milhaud, Berio, Ligeti y Part. El maestro Luis Giavón habló sobre los años recorridos junto a la agrupación.

   —¿Qué significan estas dos décadas de trabajo continuados?

   —Lo primero que se me ocurre es que transitar estos 20 años integrando un conjunto permite asimilar la “pertenencia” a una sonoridad, que se nutre de las reacciones a las distintas propuestas que los compositores pensaron para este tipo de sonoridad. Los distintos integrantes que pasaron por el grupo en estos años han hecho del conjunto algo particular y marcaron las distintas etapas que nos tocaron vivir, lo que considero más importante es el rescate de las prioridades a la hora de pensar qué rol juega cada persona dentro del conjunto, por algo hay quienes continuamos y quienes ya no.

   —¿Ha sido difícil la búsqueda del repertorio? ¿Cómo va a ser el programa para celebrar los 20 años?

    —Bueno, al principio era un tema difícil, porque abreviábamos en grabaciones o referencias de maestros que hayan integrado un quinteto de vientos, pero con el transcurrir del tiempo vimos cómo se instaló esta especie de “magia” de Internet, que nos permite un contacto directo con materiales que podemos probar y decidir si nos gusta prepararlos o no, y ya se tornó algo un poco más sencillo. El tema pasa ahora por encontrar tiempo para probar repertorio, a veces se complica por las diferentes ocupaciones que tenemos aparte del conjunto. Este domingo presentaremos un programa de estéticas diferentes, pensamos que lo interesante era esa especie de invitación a escuchar dos ideas distintas de un mismo conjunto: cómo sonaba un quinteto de vientos en el clasisismo, sobre todo para Danzi, que se puede considerar como el “Padre” de los quintetos de vientos, y cómo esa misma tímbrica se le presentaba a compositores del siglo XX.

   —¿Cuáles son los próximos proyectos de la agrupación?

   —Lo próximo es el concierto con Alexander Panizza en junio, con quien conversamos la posibilidad de grabar; y en septiembre con el Cholo Montironi, además de participar en el encuentro de quintetos de vientos que se realizará en nuestra ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS