Edición Impresa

La selección disfrutó del recibimiento del pueblo argentino al llegar al país

Unos quince mil simpatizantes esperaron a la selección albiceleste para demostrarle el sentimiento de pertenencia tras la gran actuación en Brasil.

Martes 15 de Julio de 2014

El hincha argentino le brindó con orgullo un gran recibimiento a quienes lo llevaron por el camino de la alegría hasta el último partido del Mundial. Unos quince mil simpatizantes esperaron a la selección albiceleste para demostrarle el sentimiento de pertenencia tras la gran actuación en Brasil, más allá de no poder traer la Copa del Mundo tras la final del domingo, la que se escapó por muy poco, por apenas ocho minutos, cuando todo parecía conducir a una definición por penales. El juego del equipo y el esfuerzo, sobre todo, fueron puntales en los que se apoyaron los de Sabella, lo que contagió al pueblo argentino y por eso el agredicimiento se dio en masa, desde el aeropuerto de Ezeiza hasta el predio de la AFA, y con el corazón desde las imágenes que se transmitieron por TV.

A las 10.47, cuando el avión ploteado con la leyenda “Gracias Argentina” llegó trayendo al plantel y cuerpo técnico procedentes de Río de Janeiro, la gente hacía rato esperaba enfundada en los colores celeste y blanco, con banderas, camisetas y cantando sin parar.

El Boeing 737 de Aerolíneas Argentinas hizo un rodeo para mostrarle al plantel la muchedumbre con banderas que acudió a la autopista Ricchieri, para lo cual el piloto pidió especial autorización a la torre de control.

Obviamente, no haber conquistado el título hizo que los gestos tristes ocuparan un lugar, sin embargo el hincha los sacudió para empezar a enterrar ese pasado de 24 años sin ser protagonista máximo de un Mundial.

Por eso las quince mil almas que se instalaron a lo largo de los cinco kilómetros que separan el aeropuerto del predio de la AFA. En el trayecto, los jugadores saludaron desde el ómnibus mientras recibían el cariño, con gritos de aliento y el hit del Mundial repetido innumerables veces. Ese “Brasil, decime que se siente...”, que vale igual pese al subcampeonato. Un lugar del que el seleccionado anfitrión quedó demasiado lejos, más allá de figurar en el cuarto puesto.

El mimo de los hinchas hizo que el sentimiento de los jugadores aflorara en cada declaración. La de todos, desde Messi (ver aparte, junto a las de los rosarinos) hasta Sabella manifestaron el agradecimiento. Pachorra, no dudó en afirmar que “este equipo se merece el reconocimiento de la gente porque dejó la piel en cada partido”.

“Todo el agradecimiento a la gente por cómo nos alentó, cómo nos han seguido. Dimos el ciento por ciento”, remarcó el técnico del elenco nacional.

Estas palabras fueron dentro del predio de la AFA, donde al plantel ya lo esperaba la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para recibirlos como a héroes.

Lo único que faltó afinar en el recibimiento fue una previsión mayor en la organización de la continuidad del agradecimiento del pueblo, ya que si bien estaba previsto que el plantel luego se trasladara al Obelisco, esto no pudo darse. Estaba preparado el escenario, pero los serios incidentes en la noche del domingo hicieron que se suspendiera. No por decisión de los jugadores sino de la dirigencia de AFA y de la seguridad (ver página 3), porque no se podía garantizar que los festejos siguieran en armonía.

Igual, los subcampeones en Brasil 2014 tuvieron el mejor reconocimiento, el del hincha argentino que se identificó con la propuesta de la selección celeste y blanca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS