Edición Impresa

La selección argentina no mermó las citas amorosas en los moteles rosarinos

Referentes de rubro admitieron que el horario en que la Argentina disputó al menos un par de duelos futbolísticos, abonaron la demanda de habitaciones en los albergues transitorios. 

Domingo 13 de Julio de 2014

Hasta el choque con Bélgica por los cuartos de final del Mundial de Brasil 2014, la performance de la selección que conduce Alejandro Sabella parece no haber atenuado los encuentros amorosos, tanto los legales como los furtivos, en los moteles rosarinos. Referentes de rubro admitieron que el horario en que la Argentina disputó al menos un par de duelos futbolísticos, a partir de las 13 de un día hábil, más la influencia de promociones o motivaciones personales, abonaron la demanda de habitaciones en los albergues transitorios.

"Hay que reconocer que, al momento de los partidos, hubo un movimiento mayor al de otros días. Incluso, anduvieron bastante bien la tabla cervecera y los mariscos (servicios gastronómicos)", admitió a La Capital Angel Anoni, encargado del motel Las Brujas, respecto de lo ocurrido en ese establecimiento el miércoles 25 de junio (choque contra Nigeria) y el martes 1° de julio (enfrentamiento con Suiza), ambos encuentros jugados al mediodía.

Pese a no haber registrado el mismo nivel de ocupación que en algunas fechas especiales, como los días de los Enamorados o de la Secretaria, los aniversarios de matrimonios o noviazgos y las fiestas de fin de año, el balance es satisfactorio para Anoni. Y certifica que el fútbol también deviene en excusa perfecta a la hora de salir en busca de encuentros románticos.

El dato no es menor ya que, como dio cuenta este diario en mayo pasado, a diferencia del Mundial de Fútbol 2010 (Sudáfrica) en esta oportunidad no se explotó a modo de promoción la puja futbolística más importante del planeta.

Si bien las suspicacias apuntaron de inmediato a las citas clandestinas, ya que los moteles son reservorios de historias de amor, deseo y hasta traición, Anoni demolió mitos: "Hablamos del predominio de parejas estables o matrimonios entre los clientes y no de personas de trampa (escapada de amantes)".

"Son personas que quieren salir de la rutina, romper con lo cotidiano y encontrar un ambiente propicio para motivarse y pasarla bien", continuó el encargado del albergue transitorio de avenida Circunvalación y Juan B. Justo. Y habrá que creerle.

Es que, según un estudio reciente, el 61 por ciento de las mujeres infieles aprovechan el momento en el que se juegan los partidos de fútbol, más precisamente cuando su pareja marcha a alentar a su equipo favorito, para mantener un encuentro con su amante.

El sitio web de citas adúlteras Gleeden.com comprobó que el fútbol es el mejor aliado para los infieles de ambos sexos. En ese sentido, reflejó que tres de cada cuatro hombres usan el pretexto de ir a un bar con los amigos a disfrutar de un partido para camuflar aventuras fuera de la pareja.

Sin embargo, Anoni reconoció que la demanda de habitaciones mermó durante los encuentros que el equipo albiceleste disputó el sábado 5 de julio (ante Bélgica) y el miércoles pasado, feriado por el 9 de Julio (semifinal con Holanda).

"No fue lo mismo, porque hablamos de un sábado al mediodía y la tarde de un feriado, donde pesan las reuniones con la familia o grupos de amigos para ver el partido. Un contexto que reduce las salidas", sintetizó.

Paralelamente, a lo largo del Mundial que ya concluye, y frente a la ocupación total en los hoteles tradicionales, los albergues transitorios brasileños celebraron el aumento en las reservaciones y ocupaciones. De hecho, desplazaron a las parejas de la clientela.

En Brasil, asimismo, los extranjeros fueron sinónimo de tentación, ya que el 63 por ciento de las usuarias de ese país del sitio de infidelidades Ashley Madison aseguró que le gustaría tener sexo ocasional con ellos. Incluso, afirmaron sin dudar que lo iban a intentar. El fútbol, una vez más, encendió pasiones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS