Edición Impresa

La segunda parte de Binner y el factor Macri

El ex gobernador juega la táctica de la "aproximación y el despegue" con el jefe de Gobierno porteño y la derecha política.

Martes 14 de Mayo de 2013

El 25 de noviembre de 2012 este diario publicó un texto titulado "El perfil opositor del FAP y el factor Macri". Se ensayó allí una hipótesis: Mauricio Macri y Hermes Binner comparten, parcialmente, una misma base electoral. Y tarde o temprano competirán por ella. Dirigentes del socialismo, lo han expresado, no compartían esa hipótesis. Sin embargo, el proceso político argentino, a casi seis meses de aquella nota, se empeñó en que "el factor Macri" sea una realidad entre los temas políticos a dilucidar por el socialismo. Y no ya una hipótesis más o menos certera, como se escribió aquí hace 170 días.

El líder del FAP viene manteniendo un juego táctico, que continuará: aproximaciones y posterior despegue de una posible conjunción electoral con el macrismo. El santafesino expresó, en distintos momentos, que no se juntaría, "somos el agua y el aceite" dijo. Pero, si ocurriera una situación de fuerza mayor "para defender a la República, no lo descarto". No es necesario aclarar que en esa expresión la mayor potencia política la tiene la tiene el significante "pero".

Luego sobrevino el rutilante pronunciamiento de Binner a favor del candidato Henrique Capriles, de Venezuela, derrotado en dos elecciones sucesivas por Hugo Chávez primero, y luego por el presidente Nicolás Maduro. Esa definición de Binner, a favor de un candidato de la derecha liberal venezolana, implica una señal a la problemática argentina: todos unidos (también con Macri) para intentar vencer al peronismo kirchnerista, ¿es posible?

En clave opositora, ¿qué debería ocurrir para "que esté en juego la República"?. Escuchando las expresiones opositoras de estos días, incluidos dirigentes del FAP, la República ya está avasallada. Pero curiosamente está avasallada porque el oficialismo impulsa cambios políticos de envergadura, que luego pasan por el Congreso, y que obtienen los votos necesarios. No muy diferente de lo que dice y hace el kirchnerismo desde 2003.

La táctica de aproximación y alejamiento de Binner respecto del macrismo no importa una valoración moral. No es más o menos "ético" que el socialismo se asocie a las derechas, partidos de tradición liberal, para intentar vencer en las elecciones. La cuestión de la coherencia programática se trata de una causa secundaria en la Argentina. Más bien lo que está en disputa es la fracción del electorado conservador que ya lo vota a Binner, pero que también vota a Macri en la Capital Federal, y que podría votarlo en todo el territorio si finalmente el procesado por la Justicia y ex presidente de Boca pone su boleta en todos los cuartos oscuros en 2015.

Si se quiere, las éticas partidarias —aquello de hacer coincidir una plataforma política ideológica con las alianzas políticas, y con el ejercicio de gobierno— se han perdido muchas veces. Partidos populares como el radicalismo, el peronismo, y distintos progresismos e izquierdas, fueron vaciados y conducidos por visiones conservadoras en muchos momentos del siglo XX: semana trágica, antiperonismo visceral en la Unión Democrática del 46 y comandos civiles en el 55, actitud ante la dictadura del 76, claudicación peronista liberal de los 90, represión y quiebre económico de 2001 y antikirchnerismo cerrado y frontal en la última década, sería un listado apenas provisorio.

El argumento opositor actual de la "República avasallada" viene de la mano de la elección por voto popular de miembros del Consejo de la Magistratura, que aprobó el Parlamento. Allí, el fragmentado arco opositor buscará colocar un listado común de consejeros en las urnas, el próximo 11 de agosto, y luego el 27 de octubre.

De concretarse, sería un primer experimento con vistas a 2015. Donde, otra vez, el peligro de "avasallamiento" podría ser inminente.

Cuando el arco opositor teme ser avasallado, ¿se refiere a ser avasallado cuando se abran las urnas y se cuenten los votos?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS