Edición Impresa

La salud del rey de España reabre el debate sobre el papel del príncipe Felipe

El rey Juan Carlos se recuperaba ayer de forma "satisfactoria" de la operación de cadera a la que fue sometido el martes, a la que seguirá una segunda en dos meses, mientras sigue el debate...

Jueves 26 de Septiembre de 2013

El rey Juan Carlos se recuperaba ayer de forma "satisfactoria" de la operación de cadera a la que fue sometido el martes, a la que seguirá una segunda en dos meses, mientras sigue el debate sobre la figura del príncipe. "Transcurridas las primeras doce horas de la intervención, la evolución de su majestad es altamente satisfactoria", informó la directora del hospital Quirón, Lucía Alonso, al leer el parte médico emitido tras la intervención.El monarca, de 75 años, abandonó la unidad de cuidados intensivos y se encuentra en su habitación, donde ayer recibió la visita del heredero de la Corona, el príncipe Felipe, y su esposa, la princesa Letizia.

El rey fue intervenido para retirarle una prótesis que le había sido implantada en la cadera izquierda en 2012 y que se le había infectado, por lo que en sus últimas apariciones oficiales se le veía andando con dificultad, ayudado con muletas. El estado de la infección llevó al equipo médico dirigido por el doctor Miguel Cabanela a optar por una intervención en dos tiempos, lo que "significa que hemos colocado una prótesis temporal que tendrá que estar un período de tiempo no inferior a ocho semanas", que será sustituida por una definitiva, dijo Cabanela.

 

Lenta recuperación. Tras la segunda operación, el rey deberá esperar unas seis semanas antes de poder andar correctamente, lo que supone un tiempo de recuperación, como mínimo, de tres meses y medio, lo que ha vuelto a reactivar el debate sobre el papel del príncipe Felipe, de 45 años, especialmente en casos como el actual con la enfermedad del monarca. "El rey es el jefe del Estado y las funciones del jefe del Estado no son delegables, nadie, ni el príncipe de Asturias, puede ejercer estas funciones", recordaba el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno. Por ello, "si en efecto se va a prolongar tantos meses (la convalecencia) sería conveniente poner en marcha el instituto de la regencia, y pasar el príncipe heredero a ejercer la jefatura del Estado como regente interino", dijo el catedrático de derecho constitucional, Antonio Torres del Moral, en referencia a la única función expresamente reconocida en la Constitución al heredero en caso de inhabilitación del monarca. Esta opción permitiría al príncipe, que ya cumple en ocasiones funciones de representación en ceremonias como las tomas de posesión de presidentes latinoamericanos, asumir las funciones de su padre temporalmente, aunque Spottorno también afirmó que el rey "no está inhabilitado en sus funciones y no hay lugar a la introducción de la regencia".

Del Moral recordó que el rey podrá seguir ejerciendo algunas funciones como sancionar leyes y expedir decretos, pero hay otras que requieren de su presencia como es el caso de la Cumbre Iberoamericana de Panamá el 18 y 19 de octubre, a la que no acudirá y tampoco podrá ser sustituido por Felipe, ya que éste no es jefe de Estado. Sin embargo, el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, descartó por el momento hacer esa regulación de las funciones del heredero de la Corona. "No tenemos la intención de hacer eso, ni hay ninguna razón", dijo Rajoy.

Los repetidos pasos del rey por el quirófano con ocho intervenciones desde mayo de 2010 llevaron incluso a algunos a especular con la posibilidad de una abdicación, algo rotundamente excluido por el rey.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario