Edición Impresa

La reaparición pública de Cristina generó duras críticas y encendidos elogios

La oposición fustigó su discurso de anteayer porque no habló de la inflación ni del dólar. El oficialismo valoró el programa Progresar, destinado a jóvenes de hasta 26 años.

Viernes 24 de Enero de 2014

El retorno de la presidenta a la palestra pública luego de más de 40 días de bajo perfil volvió a dividir las aguas entre oficialista y opositores. Los primeros salieron a elogiar el programa Progresar, destinado a jóvenes y presentado anteayer por la mandataria en la Casa Rosada, mientras que dirigentes opositores criticaron a Cristina Fernández por evitar referirse a la inflación y a la suba del dólar.

   El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, justificó que la presidenta no se haya referido ni a la “inflación, ni al dólar o a la crisis energética”, al afirmar que un mandatario “en un discurso no puede hablar de todos los temas”.

   Los argumentos del ministro coordinador no convencieron a los sectores de la oposición, y la diputada Elisa Carrió (Unen) aseveró que la presidenta “no gobierna”, mientras que el titular del radicalismo, el senador Ernesto Sanz, instó al gobierno a “hacerse cargo de su responsabilidad”.

   “No gobierna, es una presidenta que no se hace cargo de los niveles de inflación, de los haberes de los jubilados respecto a la inflación, no toca el tema de la energía, el tema del dólar blue. No se hace cargo de la Nación, no es una presidenta”, ametralló Carrió.

   A ello, el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández dijo que la presidenta “no es que no sabe que hay inflación y que el dólar sube, lo que pasa es que tiene la tesis de que si ella habla de los problemas, les da entidad, y por eso no habla”.

   En línea, el titular de la Cámara baja, Julián Domínguez, destacó el plan Progresar y sostuvo que la presidenta “es la que mejor interpreta un problema al que sólo se puede dar respuesta desde el Estado y desde el compromiso afectivo de la familia”.

   “Esto es una preocupación de la mayoría de los padres que muchas veces no sabemos qué hacer con nuestros hijos. La escuela secundaria no los termina de incluir en un proyecto de vida que los puede insertar en la sociedad”, subrayó el diputado sobre el plan que lanzó la mandataria.

   “Algunos quieren una Nación para pocos y una historia de pocos como si fuera de muchos”, resaltó Domínguez.

Esfuerzo y trabajo. Más crítico, Sanz advirtió que el programa Progresar para que “sea útil y realmente eficaz debe promover la cultura del esfuerzo y el trabajo”, y remarcó, a través de su cuenta en Twitter, que “ese millón y medio de chicos excluidos (a los que está destinado el subsidio) es una de las dimensiones del retroceso del kirchnerismo”.

   La líder del GEN, Margarita Stolbizer, sostuvo, también por Twitter, que la jefa de Estado no atiende los principales “problemas, como crear empleo, bajar la inflación, garantizar educación, salud, vivienda y transporte”.

   Por la misma vía, la vicejefa de gobierno porteño, María Eugenia Vidal, se expresó “alegre” por la decisión de la mandataria y recordó que la ciudad de Buenos Aires tiene un plan similar desde 2008, denominado Estudiar Es Trabajar.

   La diputada de Unión-PRO Patricia Bullrich, por la misma red social, remarcó: “Volvimos con más de lo mismo. El vamos por todo vivito y coleando ¿Quienes creyeron en el cambio?”, mientras que el presidente del bloque radical de Diputados, Mario Negri, tuiteó: “Ni estudian ni trabajan, y de la familia se ocupa el Estado, 1.500.000 niños? El ejemplo de un «progresismo invertido», así distribuyo el K”.

   En cambio, su compañero de bancada y ex vicepresidente Julio Cobos afirmó que es “positivo” que el gobierno haya reconocido que hay 1,5 millones de jóvenes que “están fuera del sistema laboral y educativo”, pero advirtió que la problemática no se solucionará “solo con el incentivo económico”.

   “No vamos a pretender que 1,5 millón de chicos, porque le dan 600 pesos, de un día para el otro van a estar en las aulas. Es bastante complejo el tema; acá tenemos que ir al fondo de la cuestión”, advirtió.
  En respuesta, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, afirmó que con este programa se está “profundizando el modelo”, con “más derechos, más inclusión”.

   En tanto, el diputado camporista Eduardo de Pedro dijo a través de Twitter que el programa “es más que una política pública: es un proyecto de vida para miles de jóvenes que necesitan el apoyo del Estado”.

   El ministro de Desarrollo Social bonaerense, Martín Ferré, consideró que el plan ayudará a “promover la integración de los jóvenes” y destacó que “está en estrecha sintonía con las políticas sociales que lleva a cabo el gobierno de Daniel Scioli”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS