Edición Impresa

La provincia se prepara para hacer frente a la crecida del Paraná

Pico máximo. El Instituto Nacional del Agua estimó que el mayor nivel de las aguas llegaría a la ciudad de Santa Fe el 27 de junio. Un Comité Operativo Interministerial de Emergencia analiza la situación mientras se hacen recorridas por el norte santafesino.  

Miércoles 11 de Junio de 2014

Tras las alarmas emitidas por el Instituto Nacional del Agua (INA), el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y diversos entes nacionales y provinciales relacionados con la situación de las aguas del Paraná, el vicegobernador santafesino, Jorge Henn, junto al secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo, presidieron ayer en la capital provincial una reunión del Comité Operativo Interministerial de Emergencia en la que se analizó esta crecida que ya afecta al territorio provincial, mientras que por la tarde se efectuó una recorrida por diversas localidades costeras del norte santafesino.

Sobre la situación provincial, LaCapital consultó a Escajadillo, quien ayer desde la ciudad de Las Toscas confirmó los pronósticos referidos a que el pico de la creciente llegaría a la ciudad de Santa Fe cerca del 27 de junio. "El agua avanza, pero va ocupando los espacios que puede ocupar y eso genera que el desplazamiento del líquido sea relativamente lento. Entre el cauce principal y la tierra firme, existe en el norte una gran cantidad de territorio integrado por bajos, canales e islas", indicó el titular de Protección civil.

El funcionario destacó que en estos días, "ante la inminente crecida", ya se pusieron en marcha las alertas correspondientes y mecanismos como los destinados a la preparación de defensas en comunas como Florencia o en ciudades como Villa Ocampo y Las Toscas, entre otras, y que "durante la recorrida de ayer por la tarde ya pudo verse a numeroso ganado vacuno llevado a zonas más altas, arreado por baqueanos a los costados de la ruta provincial 1".

A su vez, desde la provincia se destacó que "el alerta del Instituto Nacional del Agua emitido a raíz de las intensas lluvias caídas en el sur de Brasil activó todo un proceso de protocolo para este tipo de contingencias. Ya hay personal de Protección Civil del Area de Operaciones en el norte de la provincia". En este sentido, la reunión de ayer del Comité Operativo de Emergencia Interministerial se realizó precisamente para acompañar desde cada área a municipios y comunas en cuestión de obras, y cubrir necesidades como la entrega de bolsas con arena y bombas extractoras.

De la reunión cumplida en Santa Fe y presidida por Henn participaron funcionarios delegados de la Secretaría de Protección Civil, el secretario de Planificación y Política Económica, Pablo Olivares; el secretario del Sistema Hídrico, Forestal y Minero del Ministerio de la Producción, Roberto Tion; funcionarios de los ministerios de Desarrollo Social, del de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, del Ministerio de Educación, Cristina Difilippo; de la Dipaes, y de la Dirección Provincial de Vialidad, Omar Cantarutti y Mariana Albornoz; entre otras autoridades.

Traslado de ganado. El titular de Protección Civil adelantó que entre otras medidas se prevé, "con el apoyo del Ministerio de la Producción, el traslado de más de 250 mil cabezas de ganado ubicadas en zonas bajas y de islas en una labor coordinada con las entidades rurales, el Servicio Nacional de Sanidad Animal y la policía".

En tal sentido, el Ministerio de la Producción de la provincia alertó a los productores de las islas de la provincia de Santa Fe y les solicita tomar los recaudos necesarios para poner en marcha una posible evacuación.

Asimismo, se recomendó a los ganaderos que estén atentos a los próximos informes sobre el monitoreo de los ríos, y se provean lanchones para el caso de no poder sacar la hacienda de las islas por arreo. De no poder concretarlo, se les sugirió que se contacten con otros productores con disponibilidad de campos en altura, o bien realizar una comercialización anticipadas de las cabezas.

Sin certezas. Según los datos del INA, el pico de la crecida se registraría —para la ciudad de Santa Fe—, el 27 de junio, con 6,20 metros de altura del río, pero se advirtió que se trata de un fenómeno altamente dinámico y cambiante por lo que los informes deberán ser constantes durante toda esta semana y la próxima.

Ante el fenómeno de la creciente del río Paraná, y a propósito de la falta de certezas en torno a la fecha precisa de los puntos máximos de la crecida en las distintas localidades, el Instituto Nacional del Agua dio a conocer diversas conclusiones en las que especifica que "el horizonte cierto de predicción es de siete días como máximo".

Asimismo se indicó desde ese ente nacional que vale reiterar la fuerte variabilidad climática observada en los últimos años, aún contando con un panorama climático medianamente cierto. Esto impone "fuertes limitaciones a la predicción hidrológica", sumándose también "los efectos todavía no medidos en forma adecuada de los cambios en el uso de suelos en varias subregiones de la cuenca".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario