Edición Impresa

La provincia invertirá más de 10 millones de pesos en sistemas de videovigilancia

Las cámaras se emplazarán en 46 ciudades y 14 comunas situadas en zonas fronterizas o en cruces estratégicos. El plan se enmarca dentro de la ley de emergencia de seguridad.

Sábado 03 de Agosto de 2013

El gobierno de Santa Fe anunció un plan de inversión en sistemas de videovigilancia para 60 localidades de la provincia dentro de un plan que se enmarca en la ley de emergencia en materia de seguridad pública. El proyecto, cuya afectación difiere según el tamaño, ubicación y estado de desarrollo de programas propios de cada localidad, requerirá una inversión de 10,5 millones de pesos.

El anuncio fue realizado ayer por los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi y de Seguridad, Raúl Lamberto, quienes precisaron que el Plan de Apoyo e Inversión en Videovigilancia involucra a 46 ciudades y 14 comunas situadas en áreas fronterizas por donde atraviesan caminos o rutas interprovinciales.

Al respecto, Lamberto remarcó que la iniciativa se enmarca en la ley de emergencia en seguridad, la cuál prevé "una política de instalación de videocámaras, sabiendo que debemos propender a la construcción de espacios públicos más seguros y que, en cierta forma, el control de los espacios a través de las videocámaras permite y logra que esto sea posible".

Explicó que este plan se diseñó siguiendo la línea trazada "por el Ministerio de Gobierno en materia de videocámaras para Rosario y Santa Fe, y que después se extendió a otras ciudades como San Lorenzo".

"En segundo lugar se colaboró con Rafaela y Venado Tuerto, en la implementación de los sistemas locales de videocámaras. De esta manera, hay cinco ciudades que quedan excluidas de este plan producto que tienen un régimen diferente y particular".

Con relación al plan de apoyo e inversión propiamente dicho, explicó que "en esta etapa vamos a colaborar económicamente con las 46 ciudades de la provincia, más una política destinada a reforzar el control a través del sistema de videocámaras de los lugares limítrofes. Queremos tener un control de quien ingresa y quien egresa de nuestra provincia".

"Con este plan colaboramos con una política de seguridad no solamente en las grandes ciudades sino desde el punto de vista de una política provincial. Una política de seguridad debe abarcar todos los territorios, aún los más pequeños. Debe estar destinada a un control de la provincia porque sabemos que muchas veces el delito muta y se manifiesta en lugares pequeños con impactos grandes".

Asistencia. Además del recurso económico, el Ministerio de Seguridad brindará asistencia técnica y establecerá parámetros mínimos respecto del tipo de instalaciones y equipamientos que podrán ser financiados, con el objetivo de compatibilizarlo con el sistema provincial.

En este marco se prevé la adquisición de un sistema de circuito cerrado de monitoreo para instalar en áreas críticas o que evidencien una notoria densidad de actividad comercial, financiera o recreativa y que se instalen puntualmente en los ingresos y egresos masivos de tránsito vehicular en las grandes urbes". La distribución de los más 10.500.000 pesos que el gobierno destinará se realizará de acuerdo a las características y necesidades de cada localidad, por lo que los importes no serán fijos.

Para ello se coordinarán esfuerzos y recursos con los gobiernos locales que invirtieron, o planeen hacerlo, para la conformación de sistemas de videovigilancia a ser utilizados en espacios públicos y de alta circulación de personas, mercancías y vehículos.

Se establecerán estándares tecnológicos mínimos compartidos que permitan el máximo aprovechamiento de los registros realizados. También se brindará asesoramiento técnico profesional a las localidades que lo requieran y se identificarán objetivos críticos (áreas de frontera, rutas interprovinciales, accesos a áreas urbanas y puntos de concentración de tráfico de mercancías) cuya cobertura es prioritaria para una región o para todo el territorio provincial y cuya responsabilidad de control excede a la autoridad local.

Esta primera instancia del plan incluye a Villa Gobernador Gálvez, Reconquista, Santo Tomé, Villa Constitución, Esperanza, Granadero Baigorria, Casilda, Cañada de Gómez, Capitán Bermúdez, Pérez, Avellaneda, Funes, San Justo, Arroyo Seco, Sunchales, Vera, Firmat, Gálvez, Villa Ocampo, Rufino, Coronda, San Jorge, San Javier, Carcarañá, Tostado, Fray Luis Beltrán, Ceres, San Cristóbal, Roldán, Recreo, Las Rosas, Puerto General San Martín, Las Parejas, Laguna Paiva, Las Toscas, El Trébol, Armstrong, San Carlos Centro, Calchaquí, Frontera, Totoras, San José del Rincón, Villa Cañás, San Genaro, Malabrigo y Sastre.

También a Florencia, Gato Colorado, Landeta, Chañar Ladeado, Arteaga, Teodelina, Diego de Alvear, Wheelwright, Hughes, Labordeboy, Elortondo, Suardi, Helvecia y Cayastá; por encontrarse situadas en zonas de límites interprovinciales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS