Edición Impresa

La provincia creará un área de Seguridad dedicada exclusivamente al fútbol

Tras los incidentes con los hinchas de Belgrano se reflotó la idea de poner en funcionamiento un ámbito específico que organice los operativos.

Lunes 04 de Marzo de 2013

Después de los incidentes al final del partido entre Newell's y Belgrano, el gobierno provincial reflotó la idea de crear un área dentro del Ministerio de Seguridad dedicada exclusivamente al ámbito deportivo. "No es posible que el propio ministro o el jefe de la policía tengan que involucrarse en la organización de cuatro o cinco partidos de fútbol por fin de semana", afirmó el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, en diálogo con La Capital. Se trata de un proyecto que ya está redactado y cuya implementación se demora por las dificultades para encontrar el perfil adecuado de la persona para que se ponga al frente de la repartición. En tanto, respecto a los hechos ocurridos en el Coloso manifestó de manera categórica: "Yo no justifico los bastonazos, pero creo que si a la policía la metés en medio de hinchas y le tiran piedras y todo tipo de objetos, y hay seis efectivos heridos, por lo menos hay que ser equilibrados en el análisis. Si no a los que tiran piedras prácticamente los hacemos ciudadanos ilustres". Además el funcionario aclaró que la mujer policía reaccionó ante un jugador de Belgrano (Gastón Turus) luego de "recibir agresiones verbales y físicas".

Respecto a la persona que esté al frente de la flamante área de seguridad, Lamberto indicó: "Tiene que ser alguien que entienda de seguridad, que sepa de fútbol y a la vez que no esté identificado de manera especial con ninguno de los clubes de la provincia. Encontrar una persona con esas condiciones y ese equilibrio en las pasiones es lo que está dificultando la idea". La nueva repartición le daría un estatus diferente a un tema que cada vez preocupa más en la provincia. Tendría rango de una subsecretaría o una dirección y comandaría todas las acciones en territorio santafesino que tengan que ver con la organización y prevención de episodios de inseguridad durante los eventos deportivos.

Entre sus funciones se encargaría por ejemplo de definir la cantidad de policías adicionales necesarios para un partido, las medidas de seguridad a poner en práctica para su mejor desarrollo y todo lo relacionado a la seguridad en los estadios. También participaría del Consejo Federal de Seguridad Deportiva. "Si el perfil que buscamos no lo encontramos en un ciento por ciento designaremos a alguien que tenga las mejores condiciones para poner en práctica la idea", aclaró. Para crear esta subsecretaría o dirección no se necesita aprobación legislativa, sólo alcanza con una resolución del ministro de Seguridad o un decreto que lleve las firmas del ministro y el gobernador.

—¿Qué pasó el viernes para que la policía desaloje a los hinchas de Belgrano utilizando los bastones?

—Nosotros siempre tenemos que partir de la base de que cuando los hinchas empiezan a agredirse mutuamente generan una situación muy conflictiva. Y ese es el origen de los problemas que a veces nosotros obviamos. No es normal minimizar dos hinchadas que se están tirando piedras. Cuando se ordena el desalojo de una es porque se piensa que es la forma de evitar continuar con el inconveniente. Hay una mirada que a veces es unilateral. Por algo hay un árbitro (Mauro Giannini) que expulsó a un jugador (Luciano Lollo) y por algo hay un juez que ordenó la comparencia de tres futbolistas de Belgrano (Lollo, Quiroga y Turus). Esto está diciendo algo. Yo no quiero avanzar más allá de la investigación. Hay una presunción de que los jugadores de uno de los equipos actuaron con alguna reacción que evidentemente fue valorada por lo menos de inadecuada por parte del juez y del propio árbitro. Yo deseo que nunca haya que acudir a ningún hecho de violencia, pero también entiendo que estar en el medio de situaciones donde se están tirando de todo y ser policía no es fácil.

—Lo llamativo fue un bastonazo de un agente a un jugador.

—En esto quiero ser muy claro. No fue un policía, sino una mujer policía. Que había sido agredida en su carácter de mujer previamente. Fue una reacción, tal vez no justificada, pero la misma manifestó que estuvo en varias circunstancias frente a movimientos sociales y nunca había tenido la sensación de ser agredida como mujer. Hubo un maltrato verbal e incluso físico. Será parte de la investigación, pero es lo que nos manifestó a nosotros. Incluso se lo comuniqué a las organizaciones que defienden los derechos de las mujeres.

—¿Se hace difícil garantizar la seguridad en los partidos?

—Quiero plantear que nuestra realidad futbolera es muy particular. Hay cuatro clubes en primera, más Central que es muy importante, más Central Córdoba. Ninguna provincia tiene esta realidad particular desde lo futbolístico y los promedios. Incluso esta es una provincia de paso. Si se toma la cantidad de encuentros que se juegan los hechos que se registran son menores. Lo que pasó en el de Newell's si se lo compara con otros es absolutamente relativo. No hubo ni detenidos, ni heridos, excepto seis policías que recibieron agresiones.

—Hubo hinchas lastimados.

—Pero si nosotros vamos a aceptar que cada vez que se agreden entre las hinchadas la culpa la tiene la policía es muy difícil. No hay política de seguridad que pueda entenderse desde este punto de vista.

—Agremiados hizo un comunicado muy duro (ver aparte).

—Creo que generalizar es incorrecto. Con Sergio Marchi hablamos en buenos términos y acordamos reunirnos el viernes y vamos a analizar la problemática de lo que ocurre en los estadios. Nos preocupa mucho.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS