Edición Impresa

La primaria republicana se complica para el favorito, Mitt Romney

El gobernador de Texas, Rick Perry, abandonó en favor del veterano Newt Gingrich. Los resultados actualizados de Iowa dieron un vuelco: ganó Santorum en lugar de Romney.

Viernes 20 de Enero de 2012

Charleston, Carolina del Sur. - El republicano Mitt Romney sufrió un doble revés en su marcha hacia la candidatura presidencial, ante el abandono de Rick Perry para apoyar a Newt Gingrich y nuevos resultados de las asambleas locales o "caucus" de Iowa, que dieron la victoria a Rick Santorum y no a él. De esta forma, la competencia republicana se estrechó, y sólo cuatro postulantes continúan en carrera en busca de lograr la candidatura y enfrentar al presidente Barack Obama en noviembre próximo.

Romney encabeza todas las encuestas, beneficiado hasta ahora por la ausencia de un contrincante que concentre los votos de la derecha partidaria. Pero ahora los republicanos tienen un aspirante de peso menos. "Sé cuando ha llegado el momento de batirse en retirada estratégica", dijo Perry en conferencia de prensa. El gobernador texano calificó a Gingrich como "un visionario conservador que puede transformar nuestro país". Añadió: "Newt no es perfecto, pero ¿quién de nosotros lo es?". Ocurre que Gingrich, un veterano dirigente republicano, tiene varios divorcios a cuestas y amoríos extramatriomoniales, algo que lo desacredita ante la base conservadora. Gingrich dijo sentirse "honrado" de haber recibido el apoyo de Perry y dio la bienvenida a sus seguidores.

El más peligroso. El retiro de Perry y su apoyo a Gingrich es una nueva señal de que éste, ex presidente de la Cámara de Representantes en los años 90, aparece como el rival más peligroso para Romney, incapaz de convencer a un importante sector de la base republicana de la autenticidad de sus credenciales conservadoras. Romney viene del mundo empresario y se perfila habitualmente como un republicano moderado y pragmático.

La elección de mañana en Carolina del Sur es crucial para el futuro de la contienda. Lo es más aún cuando se supo que la victoria por mínimo margen de Romney de ocho votos en los "caucus" de Iowa, el Estado donde se iniciaron las primarias, no fue tal. Dirigentes republicanos dijeron que el ex senador Rick Santorum se impuso allí a Romney, ex gobernador de Massachusetts, por 34 votos, aunque no se declaró un ganador definitivo porque los votos de 8 condados están desaparecidos. Pero ayer los resultados oficiales eran: Santorum, 29.839, votos; Romney, 29.805, una diferencia de 34. Tercero resultó Ron Paul, con 26.036.

Esto significa que aunque Romney conserve su ventaja y gane mañana en Carolina del Sur no podrá declararse triunfador en las primeras tres primarias, lo cual le hubiera permitido aparecer como el casi inevitable ganador de la candidatura. La tercera competición fue la de Nueva Hampshire, donde Romney se impuso con amplitud.

"Matrimonio abierto". Gingrich había subido en las encuestas, para caer luego al conocerse detalles su vida personal, con tres casamientos y varias infidelidades. La cadena ABC puso al aire una entrevista con su segunda esposa, Marianne en la que esta dijo que Gingrich en 1999 le pidió tener un "matrimonio abierto" en el cual él podría mantener su matrimonio con ella y a la vez tener una amante, cosa a la que ella se negó de plano. Al día siguiente de hacerle el planteo de "matrimonio abierto", Gingrich dio un discurso ante la asociación de mujeres republicanas en el que defendió los valores conservadores. La mujer ya había ventilado el caso ante The Washington Post. Sus entrevistas serán sin duda perjudiciales para Gingrich en Carolina del Sur, donde la derecha religiosa y cultural constituye una gran parte de la base republicana.

Perry se convierte en el tercer aspirante a la candidatura republicana en tirar la toalla después del comienzo del proceso de elecciones. La congresista ultraconservadora Michele Bachman ya lo había hecho inmediatamente después de los "caucus" de Iowa a comienzos de mes, y el ex gobernador de Utah Jon Huntsman siguió sus pasos el pasado lunes. El empresario Heman Cain también había desistido. Sólo cuatro republicanos continúan en carrera por la nominación: Romney, Gingrich, el congresista por Texas Ron Paul y el ex gobernador de Pennsylvania Rick Santorum, el ganador inesperado de Iowa.

Santorum ganó. Mientras que Romney evitó hablar en público sobre los nuevos resultados de Iowa, el equipo de campaña de Santorum tomó las nuevas cifras como una victoria. "La narrativa desde hace mucho tiempo era que Mitt Romney estaba 2 a 0", dijo el portavoz Hogan Gidley. "Esa narrativa ya no corre más. Hasta hoy hubo dos Estados y dos vencedores distintos", agregó. En un comunicado, Romney dijo que los nuevos resultados reflejaban un "virtual empate" con Santorum. "Querría agradecer al Partido Republicano de Iowa por su cuidadosa atención al proceso del caucus, y una vez más reconocemos a Rick Santorum por su fuerte desempeño en el Estado", agregó.

Romney lidera las últimas encuestas en Carolina por más de siete puntos, pero los hechos de ayer podrían alterar las posiciones en los sondeos, en los que Gingrich aparece segundo y Santorum, cuarto. Entre Gingrich y Santorum se ubica el representante de Texas Ron Paul, quien salió segundo en Nueva Hampshire.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario