Edición Impresa

La presidenta reclamó a los clubes del fútbol argentino que entreguen listas de barrabravas

La violencia sigue sacudiendo al fútbol argentino. Es un flagelo que no se detiene y su daño se multiplica. Los cruces de barras de Boca del fin de semana pasado en la autopista a Santa Fe provocaron un escenario de conmoción...

Martes 28 de Agosto de 2012

La violencia sigue sacudiendo al fútbol argentino. Es un flagelo que no se detiene y su daño se multiplica. Los cruces de barras de Boca del fin de semana pasado en la autopista a Santa Fe provocaron un escenario de conmoción que mereció un reclamo público de la presidenta. Ayer por la tarde, Cristina Fernández de Kirchner pidió a los clubes afiliados a la Asociación del Fútbol Argentino que “entreguen las listas” de los barrabravas a las autoridades encargadas de controlar la seguridad en los espectáculos deportivos.

En un acto que encabezó en el predio de Tecnópolis (Villa Martelli), la mandataria dijo: “Mafias hay en todas partes y hay que combatirlas a todas”. De todos modos, Cristina pidió “no estigmatizar” a los hinchas de fútbol, tras indicar que “cuando pasa algo en el fútbol, todos nos desatamos”.

La dirigente recordó que el ministro del Interior, Florencio Randazzo, le comentó que “un club entregó listas y detuvieron a 25 personas” que quisieron hacer su ingreso a la cancha.

Sostuvo que en ese sentido “se necesita la colaboración de todos”, y aseguró que “no hay que estigmatizar” a los simpatizantes de este deporte, al sostener que el fútbol “despierta pasiones en la gente que van más allá de la condición social, del nivel de educación o de la cultura”.

Consideró además que “aquellos que tuvieron la oportunidad de tener educación, deberían comportarse mejor”.

En tanto, el jefe de la barra brava de Boca, Mauro Martín, quedó ayer desvinculado de la causa por la pelea a tiros entre su grupo y la facción liderada por Rafael Di Zeo del sábado a la tarde en la autopista Rosario-Santa Fe, según informó el ministro de Seguridad santafesino, Raúl Lamberto. “Martín quedó desvinculado porque las pruebas de parafina le dieron negativo”, explicó Lamberto, quien citó la decisión del juez de circuito de San Lorenzo, Eduardo Filocco.

Precisamente, el juez a cargo de la causa está investigando a través de escuchas telefónicas de los involucrados un posible pacto entre los líderes de las dos facciones de la barra boquense, quienes se habrían jurado pelear hasta la muerte para conseguir el poder en la barra.

Esa línea fue confirmada por Lamberto, quien lamentó “que se quiera dirimir en el interior una cuestión que es netamente de ellos en Buenos Aires”. Y recalcó: “No fue una tragedia porque la policía, que venía monitoreando toda la situación, compiló información que coincidían en un eventual enfrentamiento”.

Ahora, Mauro Martín (quien recibió un balazo en el abdomen y le comprobaron que no efectuó disparos en el cruce) se encuentra internado en la Clínica Santa Isabel de Flores, mientras que Di Zeo estaría refugiado en la casa de su madre en Lugano y jura “no tener nada que ver” con la batalla de la autopista.

En la Clínica, los familiares de Martín informaron que no darán detalles de su estado de salud.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario