Edición Impresa

La policía de San Jorge negó hechos de violencia

El jefe de la Unidad Regional XVIII se refirió a las denuncias de un joven que dijo haber sido golpeado en una comisaría.

Sábado 08 de Junio de 2013

"Trabajamos inmediatamente en lo ocurrido para determinar cómo sucedieron los hechos y deslindar responsabilidades del personal policial". Así se refirió el jefe de la Unidad Regional XVIII, Sixto Martínez, en compañía de la jefa de la Comisaría 2ª de San Jorge, Alejandra Solis, al proceder policial en el caso del joven Alexis Sánchez, quien denunció ser víctima de una golpiza en la comisaría y desencadenó una marcha de protesta de la que participaron unas 300 personas el lunes último.

En diálogo con La Capital, los jefes policiales puntualizaron que la detención del joven se realizó bajo un simple proceder y ajustado a reglamento. Negaron que Sánchez haya sido objeto de malos tratos o violencia física y avalaron sus palabras con la certificación del médico que revisó al detenido cuando ingresó y cuando dejó la comisaría, doce horas más tarde.

"De todos modos, dispuse inmediatamente el inicio de las actuaciones administrativas que corresponden para que se investigue y no queden dudas sobre cómo sucedieron los hechos y cómo obró el personal policial", explicó Martínez. También aclaró que si bien las supuestas agresiones se denunciaron públicamente a través de los medios aún no hubo una presentación formal ante la Justicia.

Por su parte, Solís, que participó en la detención de Sánchez, narró que "el chico fue detenido porque se lo sorprendió orinando en la vía pública y luego de una advertencia para que cesara en su actitud volvió a intentarlo y comenzó a insultar a los policías". Además detalló que "fue trasladado y alojado en la comisaría siempre cuidando en detalle el reglamento y las normas de procedimiento para estos casos y por lo cual se requirieron las intervenciones del médico de policía".

Petitorio. Martínez dijo que "ahora, tanto los funcionarios judiciales como policiales estamos a la espera del petitorio que acordaron redactar los vecinos al final de la marcha del lunes, para aportar las soluciones y canalizar todas las inquietudes que estén a nuestro alcance. Este acercamiento institucional a la comunidad es parte de nuestro trabajo diario".

El lunes último, unas 300 personas, en su mayoría jóvenes, marcharon por las calles de San Jorge para solicitar mejoras en el servicio policial y reclamar por una serie de acontecimientos que los manifestantes catalogaron como "excesos" de la fuerza pública.

El caso que desencadenó la movilización fue el de Sánchez, un joven estudiante a quien le robaron la moto en marzo y, según narró, sólo pudo averiguar quién se la sustrajo con una investigación propia. "Fui a Santa Fe a Asuntos Internos y denuncié al entonces comisario —que luego fue relevado porque se escaparon dos presos— y al resto del personal por malos tratos en la atención, cuando iba a reclamar la certificación de denuncia", explicó. Sánchez también, denunció persecución como represalia por las denuncias realizadas en Santa Fe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS