Edición Impresa

La pobreza no es un eufemismo

Las causas de la pobreza son múltiples. No basta con la crítica fácil. Es necesario más policías.

Martes 14 de Noviembre de 2017

Las causas de la pobreza son múltiples. No basta con la crítica fácil. Es necesario más policías. Los delincuentes entran por una puerta y salen por otra. Hay que iluminar las calles. Hay una gran crisis en la educación. Podemos repetir estas frases una y mil veces pero no servirán de nada. Nuestro país en la década del 60 tenía una economía que estaba por encima de Japón y China. ¿Qué pasó desde entonces para llegar a esto? El gobierno de Isabel Perón fue derrocado cuando el país tenía una deuda externa de algo así como seis mil millones de dólares. Cristina Kirchner lo dejó con 300 mil millones de dólares de deuda. Y hoy parece sumar unos 30 mil millones de dólares más. ¿Tiene que ver esto con la pobreza? Sí. Cada vez son más las personas a las que hay que ayudar desde el Estado. ¿Cómo se hace? Regalando pescado, en lugar de enseñar a pescar (está en la Biblia, no podemos decir que es un consejo nuevo). Quizás haya que tomar conciencia que si este problema no se resuelve, no se podrán solucionar todos los demás. Quizás haya llegado la hora de establecer un férreo control de la natalidad en sectores de enorme marginación y vulnerabilidad. Habrá que poner a trabajar a los desocupados o subocupados, mediante una formidable acción del gobierno y todos los sectores de la sociedad. Construir pequeñas ciudades a lo largo y ancho de todo el país, que además tengan industrias que empleen a sus habitantes, escuelas, centros comerciales, cultos religiosos. Y que eso les permita pagar en cuotas el valor de sus casas. Habría que lograr un convenio con entidades gremiales, industriales y agropecuarias para eso. Obtener, si fuese necesario, créditos internacionales para hacerlo posible, pero que permitiría sacar de la pobreza y la desocupación a muchísimas personas. Más trabajo, más educación, y repoblar el país. Cuando vemos a un adolescente, que su madre es indigente, analfabeta, y que él también lo es, nadie puede ignorar cuál será su futuro y qué itinerario llevará a lo largo o corto de sus vidas. Querer no verlo es una hipocresía y pedir más iluminación en las calles, o más policías, o mejores leyes que los sancionen es querer tapar el sol con las manos. Si la sociedad y en especial la clase media no aprende de la realidad, y no apoya un cambio enorme en el que toda la sociedad deberá comprometerse, todo será igual. O peor, con más cárceles, con más presos, con más analfabetos, y la fábrica de la marginalidad crecerá, junto a subsidios y planes que ya no se pueden pagar. La Argentina está endeudada en más de 350.000.000.000 de dólares y va por más. Hoy el gobierno ha explicitado que debe reducirse el gasto. Que se deben bajar los impuestos. Todos asienten, van a las reuniones diferentes sectores, gobiernos provinciales, legisladores, políticos, empresarios y sindicalistas, pero todos hacen pito catalán. Nadie quiere poner el esfuerzo que es necesario hacer, y que debe ser proporcional a cada uno. No se puede pagar una jubilación de reparto que justifique que unos obtengan $ 400.000 mensuales y una gran mayoría $ 7.000. Habrá que tomar conciencia rápidamente de esta realidad, porque no hacer nada o hacer poco nos va a llevar a empujones a una crisis del todos contra todos que nos puede llevar muy cerca del abismo.
Miguel Amado Tomé


Felicitaciones por el 150º aniversario
Ya paso medio siglo del centenario de La Capital, aquel que nos legó los dos grandes tomos con un compendio de los principales hechos en ese lapso de tiempo transcurrido desde que naciera el Decano de la Prensa Argentina, y no deben ser pocos los hogares que aún los conservan, con sus hojas ya amarillentas pero guardando el inmenso valor periodístico que significaron y significarán siempre. Ahora el diario suma cincuenta velitas más, entonces, felicitaciones a quienes lo hicieron y lo hacen, recordando a quienes ya no están, deseando un gran presente y un gran futuro a sus actuales hacedores, quienes nos informan y acompañan todos los días nuestros y de nuestra ciudad. ¡Feliz cumpleaños, La Capital!
Miguel Decunto

Rosario y el Día del Urbanismo
El Día Mundial del Urbanismo, que se celebró el 8 de noviembre pasado, fue instituido en el año 1949 por el ingeniero Carlos María Della Paolera, adhiriendo a la iniciativa urbanistas de Francia, Inglaterra, Italia, Holanda, Unión Soviética, Suiza y España, llegando a totalizar 48 países adherentes entre ellos Argentina, en los cuales se crearon comités de organización, convirtiéndose en una celebración muy respetada. Della Paolera se doctoró de urbanista en Francia, que lo distingue como el primer urbanista argentino, teniendo una proficua labor en nuestro país: ya que fundó la primera cátedra de urbanismo en Rosario, en la entonces Universidad Nacional del Litoral, año 1928, y al año siguiente en la Universidad de Buenos Aires; ciudad en la que dejó su impronta como funcionario municipal, donde plasmó importantes obras urbanísticas, y en general en el país en redactar planes urbanos para varias localidades, y en nuestro medio la redacción del Plan Regulador de Rosario del año 1935 junto al arquitecto Angel Guido y el ingeniero Adolfo Farengo que no se reglamentó ni aplicó, pero dejó valiosas ideas a futuro. Su espíritu pionero se manifiesta cuando en el año 1934 crea la bandera del urbanismo como símbolo que luego será adoptado internacionalmente, el que sintetiza en su diseño y colores de franjas horizontales: donde el sol brilla entre dos campos, el azul (superior) como el aire puro y el verde (inferior) la vegetación urbana, bandera que simboliza una idea superadora en la búsqueda u observancia de encontrar equilibrio entre el hombre y la naturaleza, cuando la concentración urbana ha demostrado es difícil de obtener, obligando a los gobernantes a esforzarse coherentemente. En Rosario, simbólicamente, por ordenanza N° 6.415 del 19 de junio de 1997, al cumplirse el 30 aniversario del plan regulador vigente, fue creada la Plaza del Urbanismo con el nombre de Della Paolera, en el interior de la rotonda distribuidora de calles vehículares dentro del Parque Escalabrini Ortiz.
Centro de Estudios Urbanos del Rosario
DNI 4.661.969

La ciudad del taburete
Me preguntaban si era del Poli, yo, por poner en mi perfil de Facebook el taburete. No, yo soy del Superior. Pero por un pedigree nada envidiable, ningún muerto violento me es ajeno. Orlando Finsterwald, amigo de secundaria, desaparecido y reaparecido en 1975, y desaparecido del todo en el 76, aún lo recordamos día a día. Félix Roisman, mi primo, muerto en la Amia cuando pasaba frente a la puerta, camino a su trabajo en el hospital público. No son cifras, son personas, son familias y amigos atrás. ¿Por qué puse esto como foto de perfil y no a Santiago Maldonado, a "Ni una Menos", a Julio López, a Nisman o a Fuentealba? Porque me ha llamado la atención el silencio, el ninguneo, salvo en nuestra ciudad. Tal vez porque el lazo perenne del secundario me llama a mí, porque es mi historia. Como dije en un muro que no era mío. Dudo que en Uzbekistán haya hoy escuela laica, gratuita y obligatoria, como hubo sin duda en la vieja URSS. Un tipo salido con las anteojeras del odio asesinó a un grupo de egresados, ellos sí, de nuestra laica y gratuita, donde apellidos españoles, italianos, croatas, alemanes y tutti quanti, nos hacen, nos forman, nos modelan. Frívola como parece la Fiesta de Colectividades, allí estamos todos, árabes y judíos, franceses y alemanes, gallegos y asturianos, a originarios y españoles, griegos y sirios, bailando, chacoteando, y compartiendo el pan. Eso somos. Esa es nuestra ciudad, la del taburete.
Sonia Helman
DNI 11.448.887

"Mi regalo a papá"
Homenaje de los 15 niños que perdieron a sus papás en el atentado en New York. Mi regalo a papá (Anónimo) (Texto encontrado en la billetera de Hernán Ferruchi en una tarjetita regalada por sus hijas) "Le regalo a mi papá una sonrisa de plata, que es lo que alumbra mi cara cuando de noche me tapa. Le regalo a mi papá un mundo para el solito, por no soltarme la mano cuando más lo necesito. Le regalo a mi papá una armadura amarilla, que lo proteja del monstruo que espanta mis pesadillas. Le regalo a mi papá el lenguage de los duendes, para entender lo que digo cuando nadie lo entiende. Le regalo a mi papá una galera de mago, en la que quepan mis besos envueltos para regalo". Lina, Dana, Martín, Julia, Emilia, Estefanía, Regina, Verona, Galo, Mora, Ambar, Ornella, Joaquin, Lucas y Nicolas.
Vera Dargoltz
DNI 22.896.237

De mordisco a tarascón
El domingo 5 de noviembre fui a almorzar con mi pareja al bar Mordisco, ubicado en la Rambla Catalunya, tan mencionado en estos días por estar supuestamente enganchado de la luz, y ahora manejado por los empleados. Carta en mano, le hicimos el pedido a la moza, la que amablemente confeccionó la comanda delante nuestro: dos supremas, dos aguas saborizadas y una papa al verdeo. A la hora de pagar, las papas al verdeo mágicamente pasaron a valer de $45 (según constaba en la carta) a $ 130. El encargado del establecimiento adujo que nos habían preparado otro tipo de papas y las teníamos que pagar porque ya las habíamos consumido. Falso, nos trajeron y comimos lo que pedimos, pero nos cobraron cualquier cosa menos lo que figuraba en la carta. Pagamos y nos fuimos para nunca más volver. Lo que más molesta es la soberbia con la que nos atendieron. Quedó demostrado que el alumno superó al maestro.
Gabriel Carranza


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario