Edición Impresa

La Otán cede el control militar de Afganistán

Las fuerzas locales serán responsables desde ahora de la seguridad del país. Estaba en manos de la Alianza Atlántica desde 2001.

Miércoles 19 de Junio de 2013

Las fuerzas afganas asumieron oficialmente ayer el control de la seguridad del país que estaba en manos de la OTAN desde 2001, una etapa más en la retirada de las tropas occidentales después de 12 años de lucha contra los insurgentes talibanes.

El proceso, que empezó en julio de 2011, acabó este martes con el traspaso por parte de la fuerza internacional de la Otán (Isaf) a los afganos de los últimos distritos que todavía controlaba.

"A partir de ahora nuestras valientes tropas tendrán la responsabilidad de la seguridad y llevarán a cabo las operaciones", dijo el presidente Karzai en un discurso. Las fuerzas afganas "toman el relevo con una gran determinación y se merecen el apoyo de todo el pueblo afgano", aseguró por su parte el secretario general de la Otán, Anders Fogh Rasmussen, durante la ceremonia oficial.

Instrucción. En teoría, la fuerza internacional de la Otán en Afganistán sólo tendrá a partir de ahora un papel de apoyo (principalmente en caso de ataque aéreo) y de formación de los cerca de 350.000 miembros de las fuerzas de seguridad afganas, que incluyen soldados, policías y paramilitares. La gran mayoría de los cerca de 100.000 soldados de la Otán en Afganistán tienen previsto abandonar el país antes de que termine 2014. Sin embargo Estados Unidos, que proporciona los dos tercios de estas tropas, prevé mantener en el país un contingente de un número de soldados todavía por determinar.

El traspaso del control de la seguridad "es una de las cuestiones más importantes para Afganistán", declaró la semana pasada Masoom Stanikzai, secretario del Alto Consejo de la Paz (HPC), una estructura que el presidente Karzai puso en marcha en 2010 para iniciar contactos con los talibanes.

"La idea de que Afganistán iba a estar ocupado por tropas extranjeras que se quedarían eternamente en el país ha sido uno de los principales pretextos que han usado los talibanes y otros grupos para reclutar a sus combatientes", aseguró Stanikzai.

Reunión con los talibanes. Ahora que la Otán entregó formalmente el control de la seguridad del país a la policía y el ejército afganos, las partes en conflicto acordaron reunirse de manera de buscar la vía de encarar un proceso de paz luego de 21 años de conflicto.

Los talibanes cumplieron con una exigencia clave de Estados Unidos al comprometerse a no utilizar a Afganistán como base para amenazar a otros países, aunque los estadounidenses dijeron que también deben denunciar a la red Al Qaeda.

Obama, que participa en la cumbre del G-8 en Irlanda del Norte, elogió al presidente afgano Hamid Karzai por dar un paso valiente al enviar a representantes a las conversaciones de paz con los talibanes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS