Edición Impresa

La oposición se suma a la iniciativa de gravar la renta financiera

Legisladores que responden a Sergio Massa presentarán hoy en el Congreso un proyecto de reforma fiscal. El oficialismo ya analiza varios proyectos con estado parlamentario. Se prevé que la movida permita reducir la carga fiscal a los trabajadores.

Lunes 22 de Julio de 2013

La discusión sobre una reforma tributaria que permita aliviar la carga a los trabajadores formales que hoy pagan el impuesto a las ganancias y la inclusión de cargas fiscales a actividades hoy exentas, como la renta financiera, se recalentó en la última semana y promete convertirse en un tema que atravesará la campaña de cara a próximas elecciones.

Luego de que el gobierno anunció la intención de promover un impuesto a la renta financiera —motorizado por el diputado Héctor Recalde— la oposición tomó la posta y hoy legisladores que responden a Sergio Massa presentarán en el Congreso un proyecto que prevé quitarle presión fiscal a trabajadores y jubilados y obligar a la renta financiera a tributar impuestos.

Según afirma en el proyecto que será presentado hoy, el massismo considera prioritario encarar una reforma del sistema tributario para lograr simultáneamente objetivos de equidad, inversión y empleo. "El sistema tributario argentino presenta una estructura consolidada desde hace largo tiempo y ha tenido diversas modificaciones que han sido insuficientes", dice la iniciativa del Frente Renovador que lidera Sergio Massa.

Por su parte, el diputado Recalde defendió ayer la iniciativa para gravar la renta financiera que motoriza a pedido del gobierno nacional y que busca conciliar todas las iniciativas que ya tienen estado parlamentario, así como aliviar la carga impositiva sobre los salarios con el impuesto a las ganancias. Al mismo tiempo, negó que esto se trate de una medida electoralista.

"(Conseguir esta ley) sería un paso adelante muy trascendente, porque esto responde a nuestra filosofía", dijo el legislador kirchnerista de extracción sindical.

El proyecto que prepara el oficialismo para convertirlo en ley antes de fin de año apuntaría a gravar a la renta financiera de los grandes capitales, y no a los beneficios bancarios que reciben los pequeños ahorristas.

"Hay que analizar qué gravar, porque no toda la renta financiera puede ser sometida a gravamen, por ejemplo, el ahorro nacional del pequeño ahorrista. Hay que ver qué resultado puede dar gravar la transferencia de acciones en montos, cuánto puede recaudar el Estado", dijo el diputado.

Tal como adelantó la semana pasada a LaCapital, Recalde realizará un sólo documento con todos los que fueron presentados en el Congreso y hasta el momento cuentan con estado parlamentario.

El proyecto del massismo. En tanto, el proyecto que motorizan los legisladores que responden a Massa destaca que la "insuficiente actualización" de los mínimos imponibles implica una pérdida de salario real de numerosos trabajadores, que ven cómo la inflación y una estructura tributaria regresiva "determinan una caída del poder de compra" (ver aparte).

El expresidente del Banco Central Martín Redrado, integrante del equipo económico massista, dijo que el proyecto impulsa el consumo y la inversión, los dos pilares para que el crecimiento llegue a todos".

Explicó además que "a través de un alcance a más de un millón de pequeñas y medianas empresas, lograremos ampliar la capacidad de producción y empleo, que hoy falta en la Argentina".

El dirigente industrial y candidato a diputado nacional del Frente Renovador, José Ignacio de Mendiguren, afirmó que las medidas propuestas mejoran el poder adquisitivo de los trabajadores. Sostuvo que el proyecto mejorará la demanda necesaria para generar más crecimiento y retomar la creación de empleo industrial.

Otro de los economistas del equipo massista Miguel Peirano señaló que "la desgravación del impuesto a las ganancias para la inversión implicará un shock de inversiones en todos el país y beneficia a las pequeñas y medianas empresas, que son las creadoras de empleo".

"Existe un amplio margen para tomar decisiones que mejoren la realidad económica, este proyecto es una muestra de decisión política con consistencia técnica, y una demostración de que las pequeñas y medianas empresas son prioritarias para el Frente Renovador", añadió Peirano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS