Edición Impresa

La oposición renovó su ofensiva para que Boudou se tome licencia

Desde la UCR y el Frente Renovador insisten en que el vice debe dar un paso al costado por su situación judicial. Sanz dijo que el vice es un obstáculo para el funcionamiento del Senado.

Martes 22 de Julio de 2014

Legisladores opositores renovaron ayer su reclamo para que el vicepresidente Amado Boudou pida una licencia en su cargo, a raíz de su procesamiento que le dictó el juez federal Ariel Lijo por la causa Ciccone.

La ofensiva política opositora va en consonancia con lo que opinó la senadora santafesina Roxana Latorre, aliada al kirchnerismo, quien salió públicamente a pedir que Boudou de un paso al costado hasta que se aclare su situación judicial.

En tanto, el titular de la UCR, el senador Ernesto Sanz, advirtió que la presencia de Boudou en la Cámara alta es un "obstáculo" para avanzar con "temas protocolares" y de "discusión central".

El diputado massista Felipe Solá sostuvo que Boudou "hace dos años que debió haber pedido que el Senado lo desaforara y luego tomarse licencia", mientras que el macrista Pablo Tonelli afirmó que el vicepresidente "tiene que dar respuesta respecto de su conducta, ya que está cuestionada no sólo en términos políticos sino constitucionales y penales".

En ese marco, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, evitó responder si el vicepresidente debe tomarse licencia tras ser procesado en la causa Ciccone.

"No me corresponde opinar sobre eso. Ya he dicho todo lo que tenía que decir y he dicho que finalmente es la Justicia la que va a resolver la situación del vicepresidente", declaró ayer Randazzo, luego de que la semana pasada había dicho que la presencia de Boudou "bien, seguramente, no le hace" al gobierno y a la presidenta Cristina Fernández.

En una entrevista que publicó ayer LaCapital, Latorre sostuvo que "sería importante que Boudou, al menos, se corra de escena hasta tanto se aclare su situación", e incluso apuntó que "todos los bloques del arco opositor no estarían dispuestos a prestar su presencia en las futuras reuniones de Labor Parlamentaria si preside Boudou, que en la práctica significa acordar la estructura de cada sesión".

En este sentido, el senador Sanz aseguró que "hace rato que Boudou debiera haber tomado la decisión de correrse".

El mendocino, precandidato a presidente por el Frente Amplio Unen (FAU), resaltó que Boudou "está quitándole espacio a todos los temas importantes del país" y expresó que "es una vergüenza" y "es insostenible" que "hace ya dos meses que todas las noticias que pasan por el Congreso tengan que ver con Boudou".

En tanto, Solá (Frente Renovador) estimó que la presidenta "se equivocó" al asumir el costo político del procesamiento de Boudou y advirtió que "la van a obligar a ella a pagar un costo mayor o simplemente lo dejaran caer" al vicepresidente.

Solá alertó que la mandataria "va a empezar a tener problemas dentro del kirchnerismo cuando nos acerquemos a las elecciones".

Desde el PRO, el diputado Pablo Tonelli indicó que "el tema de la licencia es más personal, Boudou lo que tiene que hacer es dar explicaciones y el ámbito que corresponde es el Congreso".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS