Edición Impresa

La oposición fustigó la reacción del gobierno por el cacerolazo

Binner cruzó a Abal Medina: "El jefe de Gabinete no sabe lo que ocurre en la realidad". Moyano dijo que la presidenta no escucha los reclamos y niega lo que sucede a su alrededor.

Domingo 16 de Septiembre de 2012

La oposición fustigó la reacción del gobierno ante el cacerolazo del último jueves, con críticas al jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y a la marcha que convoca el kirchnerismo para el 27 de octubre.

Las voces contra la Casa Rosada surgieron desde todos los sectores de la oposición, luego de que Abal Medina calificara como "minoritario" el reclamo de quienes salieron a protestar con diversas consignas contra el Gobierno en las principales ciudades del país. Desde el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, pasando por el titular de la CGT, Hugo Moyano, la referente del PRO María Eugenia Vidal y hasta el líder socialista Hermes Binner, llovieron los cuestionamientos a la respuesta de la Casa Rosada, mientras la presidenta Cristina Kirchner mantiene el hermetismo y descansa en El Calafate.

Lavagna le reclamó a la jefa del Estado "evitar que la sociedad se divida" y "pensar" que los ciudadanos que se movilizaron el jueves "tienen derecho de ser escuchados", ya que —a su entender— si no hay un cambio, se volverán a "repetir" este tipo de manifestaciones. "En lugar de generar reacciones negativas, el gobierno debería hacer un poco menos de chavismo y pensar que ese sector de la sociedad tiene derecho a ser escuchado como cualquier otro", afirmó el ex candidato presidencial.

Moyano, en tanto, denunció que el gobierno "trata de desvirtuar una realidad que cada vez es más concreta", sostuvo que "la presidenta de la Nación no escucha los reclamos, los niega" y advirtió que las movilizaciones "no se hacen por capricho. Hay un maltrato, promesas incumplidas, una cantidad que cosas que hacen que la gente pierda la paciencia", sostuvo el líder camionero y agregó que "el gobierno debería prestarle atención y no tratar de contrarrestar estas protestas hablando de golpismo", ya que "eso enardece a la gente y le da más bronca".

También Vidal, vicejefa de Gobierno porteño, se esperanzó en que las declaraciones de Abal Medina "no expresen lo que piensa la Presidenta" y remarcó que el cacerolazo del jueves por la noche, que tuvo como epicentro la Plaza de Mayo, "no fue de un sector minoritario", por lo que no se debe "cargar lo que sucedió de prejuicio".

"Ojalá que no exprese lo que piensa la presidenta, porque fue un mensaje provocador", señaló Vidal, luego de que Abal Medina dijera que las protestas habían sido protagonizadas por sectores de clase media y alta que ya estaba en contra del Gobierno, a los que "les interesa más lo que pasa en Miami que en San Juan. Lo que la gente nos pidió a todos, pero particularmente a la presidenta, fue que escucháramos, que reflexionáramos y que nos hiciéramos cargo de los problemas que angustian a la gente todos los días", evaluó la funcionaria.

Para Binner, en tanto, Abal Medina "desconoce la realidad" y "martilla sobre los mismos errores", al tiempo que pidió "escuchar a la gente" que -aseguró- "ha perdido el miedo y hoy no tiene ninguna duda en salir a la calle a protestar. Si queremos hacer un país en serio tenemos que reconocer la realidad. La gente está esperando repuestas y hay demandas muy concretas de seguridad, de educación, demandas para que se cumpla con la Constitución, para que no pensemos otra vez en una re-reelección".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario