Edición Impresa

La ONU condena la presencia de combatientes de Hezbolá en Siria

Estados Unidos, Turquía y Catar lograron ayer que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobara una resolución que exige investigar la lucha en la ciudad siria de Qasair...

Jueves 30 de Mayo de 2013

Estados Unidos, Turquía y Catar lograron ayer que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobara una resolución que exige investigar la lucha en la ciudad siria de Qasair, cerca del Líbano, y condena la presencia de soldados extranjeros en apoyo del presidente Bashar Assad.

La resolución aprobada por 36-1 dispone una investigación urgente de supuestos abusos atribuidos a las fuerzas del gobierno y los combatientes de Hezbolá en dicha ciudad, junto con mayor acceso de ayuda y protección a los civiles. El único voto en contra fue de Venezuela. Ocho de las 47 naciones en el consejo se abstuvieron y dos estuvieron ausentes.

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Navi Pillay, afirmó que la guerra civil en Siria "se está descontrolando" y representa un fracaso por la falta de protección a los ciudadanos contra los crímenes de guerra y de lesa humanidad que se están haciendo rutinarios. "La situación en Siria refleja un fracaso colosal en la protección de los civiles. Día a día, niños, mujeres y hombres sufren la brutalidad de la violencia irrestricta y flagrantes violaciones a los derechos humanos por todas las partes" en conflicto, sostuvo al Consejo de Derechos Humanos de la ONU. "El mensaje de todos nosotros debería ser el mismo: no apoyaremos este conflicto con armamentos, municiones, política o religión".

En una sesión de emergencia del consejo, con sede en Ginebra, los tres países buscaron una resolución aludiendo al grupo miliciano shiíta libanés Hezbolá que reclamara la protección a la población civil y el acceso a la ayuda humanitaria. Al respecto, Estados Unidos consideró ayer "inaceptable" presencia de la milicia shiíta en Siria y reclamó también la salida "inmediata" de sus combatientes del país vecino. "Condenamos en los términos más duros posibles las recientes declaraciones de (el secretario general de Hezbolá) Hassan Nasrallah confirmando el papel activo de militantes shiítas en los combates en Al Kusair y otras zonas de Siria", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jean Psaki. La reacción oficial estadounidense se produce pocos días después de que Nasrallah defendiera a la intervención de sus milicias en Siria y comprometiera su apoyo al régimen de Assad.

¿Reelección? En otro orden, el canciller de Siria, Walid al-Moallem, insistió ayer en que el presidente Assad completará su mandato y dijo que incluso podría buscar su reelección en 2014, rechazando condiciones que la oposición siria pone para participar de conversaciones de paz propuestas por Estados Unidos y Rusia. La oposición en Siria anunció ayer que solo participaría de los programados diálogos internacionales de paz si se establece una fecha límite para un acuerdo que obligue a Assad a dejar el poder.

El canciller Walid al-Moallem señaló también que cualquier acuerdo que se alcance en esas conversaciones deberá ser sometido a referendo, lo que agrega un elemento que podría complicar los esfuerzos internacionales para sentar a negociar en Ginebra a ambas partes en conflicto, posiblemente el mes próximo. El ministro también advirtió que Siria "responderá de inmediato" si Israel lanza nuevos ataques en suelo sirio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS