Edición Impresa

La ola de calor en todo el país ya se cobró 5 muertos en Mendoza y Córdoba

Las jornadas de enero de este año registraron las temperaturas mínimas y máximas más altas desde 1961, con valores que oscilaron en los 40 grados en gran parte del país.

Viernes 24 de Enero de 2014

Las jornadas de enero de este año registraron las temperaturas mínimas y máximas más altas desde 1961, con valores que oscilaron en los 40 grados en gran parte del país y picos de sensación térmica mayores a 50, un fenómeno extremo que ya causó cinco muertes por deshidratación en las provincias de Mendoza y Córdoba. La sensación térmica llegó ayer a los 56º en la localidad riojana de Chamical, según el sitio Weather Channel.

   Cuatro personas mayores de 70 años murieron por “colapso cardiovascular por deshidratación” el pasado fin de semana en San Rafael y Las Heras, en la zona sur de Mendoza, precisó el director del hospital de la primera ciudad, Armando Dauverne, a causa de la intensa ola de calor que azota la región de Cuyo desde hace un mes. Las muertes se reportaron ayer porque que se debió esperar los informes forenses. Las víctimas “no habían pasado por el hospital, sino que han muerto en sus domicilios”, aclaró Dauverne. La provincia de Mendoza vive una intensa ola de calor que, en algunas ocasiones, llegó a superar los 40º, y sin descender nunca de los 30º de temperatura mínima. “En los cuatro casos de estas personas fallecidas se produjo colapso cardiovascular por deshidratación y eso llevó a la muerte”, explicó Dauverne. El médico reiteró la importancia “de poner mucho esfuerzo en la hidratación. Algunas personas hablan de dos litros de líquido diarios, yo aconsejo no menos de tres litros de agua por día” para evitar el golpe de calor.

   En tanto, un hombre de 78 años murió a causa del calor en la ciudad de Córdoba, dónde la sensación térmica llegó a los 48,8 grados. La víctima, identificada como Martín Páez, fue llevada por familiares al Hospital de Clínicas, donde se constató un “importante desequilibrio en su salud”, según indicó Gustavo Irico. “El hombre ingresó al hospital con 40,5 grados de temperatura corporal y un cuadro importante de deshidratación. También presentaba un problema cardíaco, con un cuadro de arritmia y una insuficiencia respiratoria”, señaló Irico. No pudo ser compensado y falleció poco después.

Desde 1961. A nivel del país, desde el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informaron que “varias localidades registraron las mínimas y máximas más altas para cualquier mes de enero desde 1961, con una o dos olas de calor y persistencia de temperaturas extremas que se mantuvieron entre 7 y 15 días”. Ayer, un frente frío avanzaba desde el sur del país, atravesando la zona central. Esto conllevaba el peligro de tormentas violentas.

   Hernán Veiga, climatólogo del SMN, precisó que gran parte del país registró temperaturas reales cercanas o superiores a los 40 grados en lo que va de enero, y recordó que el alerta amarillo continuaba para ciudad de Buenos Aires y Rosario y sus alrededores. Luego de un diciembre histórico que “superó el récord de persistencia de días con temperaturas extremadamente altas” principalmente en el centro y norte del país, enero continúa mostrando el mismo patrón, con valores por encima del umbral que se considera extremo. “Para mañana (por hoy) está previsto que bajen las temperaturas, sobre todo a raíz de las tormentas que comenzarán entre la tarde y noche de hoy (ayer), por lo que el alerta podría cesar y llegaría algo de alivio”, explicó Veiga, quien precisó que las temperaturas oscilarán hoy entre los 17 y los 25 grados en la ciudad de Buenos Aires. Anoche en ciudad de Buenos Aires la temperatura bajó notablemente ante la llegada de un frente frío con lluvias fuertes. 

Sensación térmica. Consultado acerca de las marcadas diferencias que se observan estos días entre las temperaturas reales y la sensación térmica, el climatólogo Hernán Veiga apuntó que “la térmica se estima en función del calor que se siente cuando se está al aire libre: se calcula en base a la temperatura observada por el termómetro, la humedad y el viento. En cambio la temperatura real se calcula en base sólo a lo que marca el termómetro. La diferencia tan grande entre las térmicas y las reales que observamos este mes se da por la humedad, enero está siendo un mes muy húmedo”, explicó. Veiga agregó que durante el mes de diciembre las térmicas “fueron más parecidas a las temperaturas reales” porque “no había tanta humedad”, y aclaró que estas diferencias “son comunes para la época”.

   “La térmica más alta que se registró en la ciudad de Buenos Aires fue de 47.2 grados el 12 de diciembre del 1994 a las 15, cuando tuvimos una temperatura real de 38,5 grados y un 45% de humedad”, graficó el climatólogo.

Carlos Paz. Por cortes de luz, que se registraron en las últimas horas de anoche, la mayoría de las funciones en teatros de Villa Carlos Paz no pudieron completarse y en alguno de los casos para iluminar la salida de los espectadores fueron ayudados con linternas. Fue el epílogo de una jornada de elevada temperatura, que alcanzó una térmica de 47 grados, lo que extremó el consumo de energía eléctrica. Esto superó la capacidad de la red que genera la Epec (Empresa Provincial de Energia Eléctrica). Ayer se registró un pico histórico de consumo de 700 megavatios en la provincia, según informó la vocera de Epec, Mariana González.

    El Ministerio de Salud de la Nación recomendó tomar abundante líquido aunque no se sienta sed, evitar salir en las horas más calurosas, cubrirse la cabeza y vestirse con ropa ligera y de colores claros. Además se recomienda usar anteojos y protector solar, caminar por la sombra, no saltear ninguna de las cuatro comidas diarias, aumentar el consumo de frutas y verduras frescas y evitar el alcohol, las bebidas con cafeína y las comidas calientes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS