Edición Impresa

La Nación puso en funcionamiento una nueva turbina en Timbúes

Está en la usina Vuelta de Obligado, que una vez terminada inyectará más de 800 megavatios. El ministro de Planificación Federal de la Nación, Julio de Vido, encabezó el acto.

Jueves 04 de Diciembre de 2014

Una nueva turbina de la central termoeléctrica Vuelta de Obligado, en la localidad santafesina de Timbúes, quedó inaugurada oficialmente ayer por la tarde en un acto encabezado por la presidenta Cristina Fernández, a través de una videoconferencia, y que contó con la presencia en la mesa principal de la ceremonia del ministro de Planificación Federal de la Nación, Julio de Vido, y del secretario de Transporte, Alejandro Ramos. Una vez finalizado, el complejo integrará al Sistema Interconectado Argentino una potencia superior a los 800 megavatios.

La obra puesta en funcionamiento es la segunda de dos turbinas que producirán un total de 540 megavatios y que el año que viene quedarán complementadas con una turbina a vapor que permitirá generar energía sin incrementar el consumo de combustibles, ya que tomará el vapor de las otras dos. Esto le permitirá una mayor eficiencia y aportar 810 megavatios adicionales de potencia al sistema argentino.

El acto tuvo lugar en una amplia carpa colmada de acalorados intendentes y presidentes comunales de muy distintas zonas de la provincia, quienes en la ocasión, minutos antes de la inauguración, firmaron diversos acuerdos con la cartera que encabeza De Vido.

Aún quienes no conocían la zona podían llegar cómodamente al lugar, sólo guiándose por los numerosos pasacalles y carteles ubicado sobre los alambrados en el acceso al lugar con leyendas de apoyo tanto a Ramos como candidato a gobernador en el 2015, como a De Vido. Bastante visibles eran también los carteles de apoyo al intendente puertense Carlos De Grandis, y con menos despliegue pero fuerte apoyo de sus vecinos, también cosechó aplausos el anfitrión, el presidente comunal de Timbúes, Amaro González, ubicado en el escenario junto a la secretaria de Energía, Mariana Matranga, y Juan Carlos Lascuráin, presidente este de la Pyme Fainser, constructora del complejo.

Defensa del modelo. Precisamente fue el empresario Lascuráin quien en el marco del tradicional tronar de bombos de cualquier acto justicialista pronunció uno de los discursos más encendidos y sustanciosos en defensa del modelo económico vigente y fustigó las políticas neoliberales que destruyeron la economía en los 90.

Cabe destacar que la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner participo del acto por teleconferencia desde la 20ª Conferencia Industrial Argentina (UIA).

A su vez, el ministro De Vido optó en su discurso volcar gran cantidad de cifras e información técnica tanto sobre la flamante usina "Vuelta de Obligado", como sobre la evolución económica e industrial de toda la gestión. El ministro destacó que la obra generó 1.800 puestos de trabajo directo, y que se trata de la sexta planta termoeléctrica inaugurada en la provincia de Santa Fe desde 2003.

Estado "en función". Por su parte, y en el mismo sentido, el secretario de Transporte Alejandro Ramos, quien tuvo elogiosos conceptos para De Vido y para Carlos De Grandis, señaló a los sectores de oposición que "días atrás hablaban sobre si el mercado le gana al Estado. Hoy todos juntos hemos hecho que el Estado funcione, la política ha puesto a disposición los recursos para que en nuestro cordón industrial y en nuestra provincia, haya más trabajo".

"Y con esta lógica, con un Estado presente, que define los objetivos, que escucha y este es el mejor ejemplo, ya que venimos a contar porque queremos el gobierno, porque creemos en la inversión pública y hacia quién la dirigimos, que es nuestro pueblo y nuestra gente. Este es el objetivo, el modelo productivo de Nación, que la presidenta lleva adelante y que por instrucción de ella, el ministro Julio De Vido gestiona todos los días, para que se sigan inaugurando centrales como esta", manifestó Ramos.

Centro de generación. La nueva central Vuelta de Obligado, es vecina de la "José de San Martín", la que ya se encuentra entregando energía a todo el país desde 2010. Está separada, alambrado olímpico por medio, junto a la planta cerealera de Renova, al fin del bastante mejorado camino que conduce a las principales plantas de la región al sur de la localidad donde se ubican.

Se considera que Vuelta de Obligado ya desde hoy transformará a la localidad en un importante centro de generación, con más de 1.600 megavatios de potencia para abastecer los nuevos récords de demanda que se vienen verificando en el sector eléctrico nacional.

La participación accionaria del Estado nacional se concretó a través de la empresa estatal de energía?a Enarsa, y la ejecución de la obra está en manos de la empresa Vuelta de Obligado SA conformada por General Electric, Duro Felguera y Fainser, siendo esta última la primera pyme argentina que participa en una obra de esta envergadura.

La central, de las denominadas "de ciclo combinado" cuenta con turbinas que pueden utilizar gas natural, gasoil y biodiesel, e incluye la construcción de un gasoducto de 16 kilómetros, conectado al gasoducto principal de TGN (Transportadora de Gas del Norte).

El plazo de obra, cuyo monto total de la inversión es de más de cinco mil millones de pesos (850 millones de dólares), y prevé para agosto de 2015 la tercera turbina, operando a ciclo cerrado. Este aumento de la capacidad de generación se complementa con la construcción de un gasoducto de 16 kilómetros de extensión, y la ampliación de la estación transformadora Río Coronda de 500 kilovatios para entregar la energía al Sistema Argentino de Interconexión.Los lugares de estacionamiento de la planta mostraban numerosas combis petenecientres a comunas de toda la región. Los presidentes comunales también movieron su gente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario