Edición Impresa

La Nación declaró la emergencia agropecuaria en seis provincias

La medida incluye la homologación de las declaraciones provinciales por la sequía en el norte de Santa Fe.

Miércoles 16 de Octubre de 2013

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca declaró y prorrogó el estado de emergencia o desastre agropecuario por sequía en distritos de seis provincias, incluida Santa Fe.

En el caso de la provincia de Santa Fe, se declaró la situación de emergencia y/o desastre agropecuario a las explotaciones agropecuarias afectadas por prolongada sequía e intensas heladas en los Departamentos de 9 de Julio, San Cristóbal, Vera, y en los distritos Colonia Dolores, Gobernador Crespo, La Camila, La Criolla, La Penca y Caraguatá, Marcelino de Escalada, Pedro Gómez Cello, Ramayón, San Justo, Vera y Pintado, San Martín Norte y Colonia Silva del departamento San Justo.

El gobierno nacional homologó, de esta manera, la emergencia agropecuaria que declaró el Poder Ejecutivo provincial en septiembre pasado, a través del decreto 2.795.

La resolución 992/2013, publicada ayer en el Boletín Oficia de la Nación, incluye en la emergencia agropecuaria, también a las provincias de Chaco, Río Negro, Buenos Aires, Salta y La Rioja.

En Chaco se dispuso la medida en relación a las explotaciones con actividades agrícolas, pasturas y ganadería afectadas por sequía y altas temperaturas.

En Río Negro, se dio por declarado el estado de emergencia y/o desastre agropecuario por sequía, a las producciones bovina, ovina y caprina en el Departamento General Roca; y se prorrogó el estado de emergencia y/o desastre agropecuario por sequía a las producciones bovina, ovina y caprina de los Departamentos de Adolfo Alsina, Conesa, Pichi Mahuida, Avellaneda, El Cuy, Valcheta, San Antonio, 9 de Julio, 25 de Mayo, Ñorquinco y Pilcaniyeu.

En Buenos Aires se prorrogó la emergencia o desastre agropecuario por sequía a las explotaciones agropecuarias con cultivos de trigo y avena, centeno, vicias, cebada y producción ganadera de cría bovina afectadas en Villarino; y a las explotaciones con cultivos de trigo, cebada, verdeos de invierno, pasturas perennes y las producciones bovina y ovina en Patagones.

En Salta, la emergencia fue dispuesta por sequía a los productores de los cultivos a secano de poroto y chía de los Departamentos de Rosario de la Frontera y Metán.

Finalmente, en el caso de La Rioja se dispuso el estado de desastre agropecuario por sequía a las actividades agrícola-ganaderas de los Departamentos General San Martín, Rosario Vera Peñaloza, General Ortíz de Ocampo, General Manuel Belgrano, General Angel Vicente Peñaloza, Chamical, General Juan Facundo Quiroga, Independencia y Capital.

La falta de precipitaciones complica a la actual campaña agrícola y a las actividades ganaderas de leche y carne. El foco principal está en la región norte, incluso la de la provincia, donde la situación de sequía lleva ya tres campañas. En la zona núcleo, el servicio Guía Estratégica para el Agro, de la Bolsa de Comercio de Rosario, declaró el alerta rojo para los cultivos de trigo y maíz.

En Chaco, los productores agrícolas prevén volcarse a la siembra del algodón como consecuencia de la prolongada sequía que afecta a varios departamentos de esa provincia. Así lo estiman informes elaborados por el Ministerio de la Producción, la Bolsa de Comercio de la provincia y el Consejo Económico Social.

La decisión de los productores, según mencionan los informes, se basa en que el domo agrícola de la provincia recibió el milimetraje suficiente solo para humedecer los suelos y que además el Senasa recomienda sembrar el cultivo desde el 1º de octubre hasta el 30 de noviembre.

Recomiendan importar trigo desde Uruguay

El consultor y ex presidente de CRA y Carbap Arturo Navarro opinó que ante la falta de trigo de calidad, la política más efectiva para frenar la suba del precio del pan es importar el cereal del Uruguay, y así ese alimento no superaría los 20 por kilo pesos al público. También consideró que el gobierno nacional debería oficializar de inmediato “la importación formal de trigo ante la falta de trigo de calidad, en el actual contexto de alta inflación crónica de más de 25% que viene minando los ingresos de todos los trabajadores y jubilados”.

“Quiero dejar nuevamente aclarado que la incidencia del trigo en la estructura de costos del pan es como máximo del 10%, por lo tanto el trigo tiene una parte de responsabilidad en la suba del precio del pan”, sostuvo. Navarro analizó que “todos los otros aumentos de costo son consecuencia de una economía sin conducción profesional y centralizada”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS