Edición Impresa

La Nación avanza en la creación de una empresa mixta de dragado

El subsecretario de Puertos y Vías Navegables confirmó la decisión del Estado de recuperar esta tarea en zonas no concesionadas.

Martes 30 de Abril de 2013

El subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación, Horacio Tettamanti, adelantó que el gobierno nacional avanza en la conformación de una empresa mixta público-privada de dragado para las áreas fluviales que actualmente no están concesionadas. Lo hizo en el marco de VII Encuentro Argentino del Transporte Fluvial que organizó el Instituto de Desarrollo Regional (IDR) y que tuvo lugar ayer en Rosario.

Durante la actividad del IDR, que conduce Juan Carlos Venesia, el funcionario nacional también hizo referencia qa que la Nación pretende tener cerrado antes de fin de año un cronograma de trabajos de mantenimiento de los 36 pies para el tramo de la hidrovía desde Rosario al sur con la empresa concesionaria del tramo, Hidrovía SA.

Tettamanti resaltó la recuperación del dragado como función del Estado: "Es fundamental", aseguró. Previamente y en el mismo panel de apertura del encuentro, su jefe, el secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, también había manifestado la voluntad del gobierno nacional de trabajar "fuertemente para mejorar las condiciones del sector" y en todo lo relacionado con el desarrollo logístico.

Sin embargo, el santafesino Ramos sólo destacó lo actuado en la provincia de Chaco en la materia y también el rol de su gobernador, Jorge Capitanich, pero no hizo ninguna referencia a las obras para Santa Fe, lo que para muchos presentes en el encuentro fue considerado como un capítulo más de la compulsa política entre el funcionario nacional y el gobernador Antonio Bonfatti.

Poco después de las palabras de Ramos y Capitanich, Bonfatti manifestó que "el tema del transporte fluvial en Santa Fe es, desde el punto de vista de la logística, una de las mayores preocupaciones" de la gestión y subrayó que "los principales desafíos" en la materia tienen que ver "la infraestructura y los aspectos legales, administrativos y fiscales aduaneros".

Lo hizo luego de oír del propio Capitanich los desembolsos que la Nación está realizando —en forma directa o habilitando préstamos internacionales— para la ejecución en esa provincia de líneas férreas o infraestructura fluvial y portuaria. Durante su discurso buscó contrastar lo que ocurre en Santa Fe en esta materia.

Plan Circunvalar.Bonfatti también aprovechó la oportunidad y el auditorio para volver a insistir con la idea de discutir nuevamente el Plan Circunvalar para el Gran Rosario. El mismo cuenta con financiamiento del Banco Mundial. Se trata del desarrollo de un corredor ferrovial que circunvalaría Rosario, conectando los puertos ubicados al norte y al sur de la ciudad —por donde sale el 75 por ciento de la producción granaria del país—, permitiendo un ordenamiento de la circulación del transporte de cargas en la región y abaratando costos de flete.

Desde el gobierno provincial recordaron que en 2008, en un acto realizado en la Casa Rosada, la Nación había adjudicado tres obras complementarias para marcar el inicio de los trabajos. Se trataba de dos intervenciones ferroviarias, a realizarse en los tramos Cabín 8 - San Lorenzo y San Lorenzo - Cerana; y una obra vial: la doble traza de la ruta A 012 entre la ruta 11 y la autopista a Santa Fe. La inversión total ascendía a 230 millones de pesos.

Al respecto y ante la consulta periodística sobre este planteo, Ramos manifestó "la complejidad de avanzar" en esas obras de infraestructura clave para el acceso a los puertos de la región y evitó dar presiciones al respecto.

Capitanich estimó que Argentina necesita duplicar la inversión —pasar del 3,5 al 7/8 por ciento del PBI— en infraestructura y profundizar un desarrollo de logística integrada.

Todos los participantes recordaron el desafío que tiene por delante el país si se cumplen los pronósticos de elevar de 100 a 150 millones de toneladas la producción agrícola. "De no embarcarnos en el desafío generará un cuello de botella", admitió el propio Tettamanti.

La actividad, que contó con la presencia de más de 500 personas entre funcionarios, empresarios y académicos, tiene el objetivo de continuar impulsando y monitoreando el desarrollo del sistema portuario fluvial argentino.

Para ello se previeron paneles conformados por especialistas en seguridad y navegación, así como por referentes de la industria naval y actores privados. Asimismo, se incluyó la visión de los puertos públicos por parte de representantes de los entes y autoridades portuarias del sector fluvial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS